Chaco: la joven desaparecida el sábado fue hallada muerta en las afueras de Resistencia

0
137

Tatiana Kolodziez, la mujer de 33 años que se encontraba desaparecida desde el sábado en Resistencia, Chaco, fue hallada asesinada este martes a la vera de un camino rural de las afueras de la ciudad, y los forenses determinaron que murió por asfixia.

 

El fiscal federal a cargo de la causa, Patricio Sabadini, informó que un remisero que está detenido por el hecho es el único sospechoso y hay «un setenta u ochenta por ciento de posibilidades de que él sea el autor».

 

El representante del Ministerio Público confirmó este martes a la noche que, acuerdo al primer informe de la autopsia, la causa de la muerte fue «asfixia por compresión» y que la data del fallecimiento es de unas 62 horas anteriores al hallazgo del cuerpo.

 

En una conferencia de prensa ofrecida en la Casa de Gobierno provincial junto a varios funcionarios, Sabadini detalló que se llegó al cadáver luego de un llamado anónimo a su oficina que indicaba un lugar a tres kilómetros del centro, y que concurrió allí junto con la Policía aproximadamente a las 13.

 

Luego de un rastrillaje, alrededor de las 14 el cadáver fue hallado detrás de un barrio privado llamado «La California», «a la vera de la ruta de ripio y semicubierto por pastizales y ramas», precisó el representante del Ministerio Público.

 

«Se hallaba vestida y con sus zapatillas, lo que podría dar el dato, en principio, de que no fue sometida a un abuso», sostuvo Sabadini, quien dijo que pese a que en ese camino hay gran circulación, «por cómo estaba ubicado el cadáver era muy difícil visualizarlo a simple vista».

 

Según el fiscal, «el cuerpo se halló en un estado deplorable» y detalló que «es llamativo que las muñecas no estaban atadas, pero tenían restos de precintos o de una soga».

 

Tras la autopsia que terminó de realizarse este martes a la noche en el gabinete científico del Poder Judicial, los pesquisas aguardan que en las próximas horas los familiares de Tatiana hagan el reconocimiento formal del cuerpo.

 

Consultado sobre por qué se produjo el crimen, el fiscal dijo que «la principal hipótesis es que una persona que recientemente ha recuperado su libertad por medio de la libertad condicional, habría cometido el ilícito y luego surge un pedido de rescate».

 

«Estamos ante un secuestro extorsivo, ahora con el agravante del resultado muerte», señaló Sabadini.

 

El fiscal descartó que Tatiana haya sido víctima de una red de trata de personas, pero consultado sobre si el crimen tendría vinculación con una supuesta deuda que el novio tenía con la víctima, respondió: «Puede ser. Hay alguna deuda que podría llevar a que el remisero haya optado por esa disputa para adecuarla a su pedido».

 

Es que, según fuentes policiales, cuando la mujer era trasladada en remís mantuvo una discusión en una comunicación telefónica con su novio por la deuda, la que fue escuchada por el conductor.

 

El detenido, identificado por fuentes policiales como Juan Ernesto Cabeza (52) y aún no fue indagado, en septiembre último había logrado la libertad condicional tras cumplir dos tercios de una condena a 24 años de prisión por cuatro violaciones cometidas en 1995 y 1996 en la Capital Federal.

 

El fiscal dijo que para confirmar este dato solicitó informes al Registro Nacional de Reincidencias así como al juzgado de Ejecución que concedió la libertad condicional.

 

Consultado sobre si el hecho de que el sospechoso obtuviera trabajo se trató de una falla en la política de seguridad de la provincia, el secretario del área, Javier Oteo, dijo que este tipo de hechos «son difíciles de prevenir».

 

«Hay que ver si esa persona estaba en condiciones de estar en libertad condicional», respondió.

 

Sobre cómo se logró el lunes la detención del chofer, el fiscal explicó que se pidió colaboración a la Secretaría de Inteligencia (SI) y cuando se revisó el teléfono celular de la víctima, se determinó que el último llamado lo había realizado a la remisería donde Cabeza trabajaba.

 

Explicó que uno de los indicios contra este sospechoso es que luego de que fue demorado, no hubo más pedido de rescate para liberar a la mujer, quien habría sido asesinada el mismo sábado que desapareció, estimó el fiscal.

 

Tatiana desapareció la madrugada del sábado cuando abordó un remís en la localidad de Fontana, luego de regresar de una fiesta en el hogar Santa Rita, en Resistencia.

 

«Yo me acosté a dormir y ella a las dos y media hizo su diligencia con el remís como siempre lo hace, para moverse hasta la casa del novio», recordó este martes su padre.

 

«Toma el remís y se pierde. Desde esa hora hasta que el novio pasó a buscarla pasaron dos o tres horas. El me despierta a mí y se comunica al celular de ella y ahí recibe la primera puteada del tipo tratándolo mal», recordó el padre, en referencia a la comunicación entre el novio de su hija y su supuesto secuestrador.

Fuente: Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here