Cristianos iraquíes temen volver a sus hogares en Mosul

0
254
Foto Web

Amanueal Adel, un cura asirio, explicó que para él, ofensiva de las tropas iraquíes y kurdas que expulsó a los yihadistas de Mosul, que comenzó el 17 de octubre pasado, fue un «shock» para muchos cristianos, que sienten que el gobierno «no defendió sus intereses».

«Esperábamos la liberación de nuestras ciudades y pueblos, pero ahora todas las zonas cristianas están completamente destrozadas; las iglesias y viviendas fueron quemadas» por el EI, dijo Adel, a cargo del campamento de refugiados para cristianos de Ashti, a las afueras de Erbil, en la región del Kurdistán iraquí.

El religioso contó que no hay dinero para reconstruir las decenas de iglesias y monasterios destruidos, y que hasta ahora ni siquiera comenzaron a pensar en las obras porque «el miedo permanece», aunque el EI ya no esté.

La ofensiva iraquí lanzada en octubre para recuperar Mosul restituyó la mayoría de las áreas cristianas. Hasta ahora los cristianos solo volvieron de visita, para ver sus casas o escuchar misa en las pocas iglesias que no fueron destruidas.

En el campamento de Ashti viven unas 1.200 familias, alrededor de 5.000 personas y para Navidad organizaron celebraciones sencillas.

Esta es sólo una postal de los más de 100.000 personas que se vieron desplazadas desde el comienzo de la campaña del ejército iraquí y fuerzas aliadas en Nínive.

Además, muchos de ellos vienen transitando periplos iguales desde hace muchos más tiempo, cuando el EI los obligó a abandonar sus casas, como a Hazem Habib Samaan, de 51 años, que ya va por su tercera Navidad lejos de su hogar, luego de que el 6 de agosto de 2014 los yihadistas lo expulsaran junto con su familia.

Fuente: Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here