Detuvieron a policías que protegían a vendedores de droga

0
197

Cuatro policías de la Bonaerense fueron desafectados y detenidos tras ser acusados de integrar una banda que protegía a vendedores de droga en Villa Gesell. Se trata de tres sargentos y un subteniente que cumplían funciones como jefes de calle.

Según consta en la orden de detención, los oficiales alertaban a personas ligadas al narcotráfico y les avisaban que estaban siendo investigadas. “Cuidado, te están buscando”, fue uno de los tantos mensajes que se descubrieron en las intervenciones telefónicas.

Los arrestos se llevaron a cabo este miércoles a la madrugada, luego de una serie de allanamientos en tres comisarías y casas particulares que fueron ordenados por el fiscal Marcos Scoccimarro, titular de la UFI N°3 de Dolores. Como los sospechosos son efectivos provinciales, los operativos estuvieron a cargo de Gendarmería Nacional.

Los funcionarios acusados fueron identificados como los sargentos Matías Arce y Javier Valdez, de la comisaría 1° de Villa Gesell; el sargento Leandro Blasizza, de la 2°; y el subteniente Fabián Banega, de la 4°.

La investigación se inició hace tres meses, cuando Scoccimarro recibió una denuncia por supuesta connivencia entre efectivos de la fuerza y una organización delictiva dedicada a la venta de cocaína y marihuana al narcomenudeo. El líder de esa banda fue detenido en diciembre del año pasado.

Mediante escuchas telefónicas, distintos testimonios y otras medidas de prueba, los detectives descubrieron que los vendedores de droga estaban siendo protegidos por personal policial, por lo que se abrió una causa paralela.

De esta forma, establecieron que los jefes de calle de tres comisarías mantenían un vínculo comercial con esta organización. La sospecha de la Justicia es que el trabajo de protección lo hacían a cambio de dinero o droga.

A su vez, se estableció por GPS que dos patrulleros manejados por los sospechosos se detenían frecuentemente frente al domicilio de un hombre imputado por venta de drogas, con quien se comunicaban además por teléfono.

Durante los allanamientos, personal de la GNA secuestró armas, municiones y droga que se investiga si los implicados “plantaban” durante los operativos.

Los cuatro oficiales fueron desafectados de la fuerza después de la intervención de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense. También se les inició un sumario administrativo que está en plena etapa de investigación, a cargo del auditor Mariano Santana.

Los imputados fueron alojados en la comisaría de General Lavalle y en las próximas horas serán indagados. Están acusados por el delito de “encubrimiento agravado” de dicha banda, mientras se busca determinar si hay más personas implicadas en la organización.

Tras la indagatoria, la investigación quedará a cargo del fiscal Mario Pérez, titular de la UFI N°4 de Dolores, especializada en delitos de corrupción de funcionarios, con intervención del juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here