Dios llama a los fieles a la conversión definitiva

0
217

En la jornada de ayer con la celebración de la misa de Miércoles de Cenizas, la comunidad católica comenzó a vivir la Cuaresma, un tiempo en el que Dios invita a todos sus hijos a la reflexión y conversión.

La parroquia Nuestra Señora de La Salette, al igual que la mayoría de los templos bandeños, se vieron colmados de fieles quienes se acercaron a escuchar la palabra de Dios y a participar de manera activa en el inicio de Cuaresma.

En la oportunidad el párroco señaló que este tiempo, «debemos tomarlo como un viaje que iniciamos para llegar a la celebración de Pascuas».

Seguidamente el sacerdote sostuvo, «es necesario parar un momento para fijarnos qué cosas debemos cambiar».

Posteriormente se realizó la imposición de cenizas en la frente de los fieles; este gesto sirve para recordar que las personas «venimos del polvo y al polvo regresamos».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here