Dos hermanos de 12 años y un joven de 22 murieron ahogados en una cantera

0
693

Dos hermanos de 12 y 13 años, y un joven de 22 años murieron ahogados este domingo luego de meterse a nadar en un espejo de agua de una cantera ubicada en el barrio de Villa Elvira, La Plata.

Las víctimas fueron encontradas a última hora del domingo luego de que se desplegara un intenso operativo que incluyó buzos tácticos. Los jóvenes fallecidos fueron identificados como Tobías Juan Portillo (12), Isaías Jair Jonás Portillo (13) y Jonathan Emanuel Rodríguez (22).

La tragedia que conmueve a La Plata comenzó en las primeras horas de la tarde, cuando Rodríguez, su hermano y los dos menores de edad decidieron ir a la cantera -ubicada en la zona de 122 y 614- a refrescarse por las altas temperaturas.

El joven de 22 años y los dos hermanos no solo decidieron refrescarse, sino que se metieron al agua a nadar. El hermano de Jonathan Rodríguez los vio sumergirse dentro del espejo de agua, pero no los vio salir a la superficie y llamó al 911.

La Policía llegó minutos más tarde y desplegó un exhaustivo operativo de búsqueda sobre el predio de grandes dimensiones donde está prohibido bañarse. También llegó personal del cuerpo de Bomberos de Villa Elisa para colaborar con la búsqueda.

“Se han metido sin saber nadar y se hundieron. Esperemos encontrarlos esta noche. Veremos cuánto se puede seguir trabajando con la oscuridad y la temperatura del agua”, habían informado durante la búsqueda.

Finalmente, luego de varias horas de búsqueda y ya cuando se había hecho de noche, los buzos especializados de rescate encontraron los cuerpos de las tres víctimas pasadas las 21 del mismo domingo.

El hecho quedó caratulado como “averiguación de causales de muerte” y tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 15, cuyo fiscal ordenó la autopsia de los tres cuerpos para poder tener más detalles sobre la tragedia.

Los resultados de la autopsia se darán a conocer durante la tarde del lunes, aunque todas las sospechas apuntan a que se trató de un accidente provocado por la imprudencia de las víctimas y las inhóspitas condiciones del lugar.

“Creemos que fue una desgracia porque entraron al agua sin saber nadar. Está prohibido bañarse porque el lugar es muy traicionero, el suelo es muy traicionero. Haces pie, pero de golpe te hundís”, anticipó una de las fuentes investigativas en diálogo con el sitio diario.net.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here