El instante en el que un adolescente sale de un avión estrellado y cubierto de llamas

0
123

Habían partido de Texas, rumbo al Aeropuerto Internacional Coleman A. Young, de Detroit, Michigan. Las condiciones climáticas eran óptimas, pero, por razones que están siendo investigadas, el avión se vino a pique poco antes de llegar a destino.

Se estrelló en un descampado ubicado en un barrio de casas bajas. Rápidamente, comenzó a prenderse fuego.

El aparato estaba registrado a nombre de Gregory Boaz, de 54 años. Él lo estaba piloteando y llevaba a su esposa julie, de 48 años, y a su hijo, de 17.

Los dos adultos quedaron atrapados, sin posibilidad de escapar. Pero el adolescente estaba consciente y protagonizó una impactante lucha para lograr salir.

El joven salió cuando la aeronave se estaba incendiando

El joven salió cuando la aeronave se estaba incendiando

«Era terrible. Había fuego por todos lados. Me dijeron que me alejara porque el avión podía explotar, pero no podía, porque tenía que sacarlo de allí. Me sentí mal por no haber podido salvar a los otros dos», le contó Cordell Owens a la cadena WDIV.

El sobreviviente tenía quemaduras en distintas partes del cuerpo

El sobreviviente tenía quemaduras en distintas partes del cuerpo

Fue Owens quien abrió la puerta de un hachazo antes de alejarse, ante la inminencia de una posible explosión. El joven sobreviviente pudo finalmente salir del habitáculo a través de ese espacio.

Gregory y Julie Boaz murieron en el accidente

Gregory y Julie Boaz murieron en el accidente

Rodó, se puso de pie y se alejó lo más rápido que pudo. Tenía quemaduras en distintas partes del cuerpo.

El capitán de la Policía de Detroit, Mark Thornton, confirmó la muerte de los otros dos ocupantes. Además, contó que el adolescente está internado, y se encuentra en estado crítico.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here