El obispo Bokalic instó a la comunidad de La Salette a no perder, «el espíritu misionero»

0
279

Tal como estaba previsto, en la jornada de este domingo, el padre Federico Poldi fue nombrado Administrador de la Parroquia Nuestra Señora de La Salette. La Celebración Eucarística fue presidida por el obispo de la Diócesis de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic quien instó a la comunidad a, «no perder el espíritu misionero».

Cabe recordar que Federico Poldi fue ordenado sacerdote el pasado 8 de abril y de inmediato comenzó su labor pastoral en parroquia de La Salette, que pasó a manos de la Diócesis de Santiago luego de que la Congregación de La Salette, tras largos 40 años de evangelización, se retirará de la Cuna de Poetas y Cantores.

En su reflexión el pastor de la Iglesia santiagueña recordó que Jesús, tras su Resurrección, se le aparació varias veces a los apóstoles, «y los volvió a convocar a todos porque iban a iniciar una misión».

El evangelio de este domingo, «nos habla de que Jesús no es un espíritu, ni fantasma, sino es quien viene trayendo la paz, saluda con la paz. Se mete en el mundo de los apóstoles, que estaban encerrados y atemorizados. Jesús los confirma en este camino para que sean testigos de la Resurrección».

En ese contexto señaló, «la misión de la comunidad cristiana hoy, es ser signo de la  presencia de Jesús. Creemos en la Resurrección, pero cómo lo reconocemos. Esa es la misión de Federico hacer reconocer a Jesús«.

Seguidamente puntualizó, «lo podemos encontrar en la lectura de la Palabra. La misión es anunciar la Palabra de Dios. Así como Jesús anunció la Palabra y les abrió la mente -a los discípulos- nosotros debemos pedir que lo podamos reconocer. La misión de nosotros es anunciar, proclamar, enseñar con la palabra y con la vida. Esa palabra leída, meditada, nos tiene que hacer arder nuestro corazón, para vivir con alegría y ser testigos«.

En otra parte de su homilía, monseñor Bokalic se refirió a la importancia que tiene la Eucaristía, «si no baja a nuestras vidas y nos transforma para ser mejores padres, hijos, servidores, entonces algo le falta a la EucaristíaLa Eucaristía nos tiene que llevar al encuentro con los pobres, con los hambrientos, nos tiene que llevar a servir, a entregar la vida por los demás«.

El obispo Bokalic recordó, «siempre les dije a los sacerdotes de La Salette, que a lo largo de estos 40 años hicieron misión. Se alimentaron con la Palabra de Dios, se fortalecieron con Jesús Eucaristía, para salir a anunciar».

«Si falta la misión no es la verdadera Iglesia de Jesús. No somos círculo cerrado, no somos los selectos. Nunca pierdan el espíritu misionero. Como lo hizo Mama Antula, que siempre quiso llevar el amor de Dios a aquellos lugares que no era conocido», concluyó monseñor.

Cabe mencionar que de la Santa Misa participaron el padre Ariel Muratore (Misionero de La Salette que tuvo su paso por La Banda y ahora se encuentra en Las Termas de Río Hondo); el padre Julián Cuevas; el padre Luis Cruz (de la parroquia Santiago Apóstol y titular del Decanato Banda); el padre Angelo Introzzi (de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de la ciudad de Clodomira).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here