El papa Francisco se disculpó tras afirmar que “hay demasiado mariconeo en los seminarios”

0
93

El papa Francisco “nunca tuvo la intención de ofender o expresarse en términos homófobos, y pide disculpas a quienes se sintieron ofendidos”, publicó este martes la oficina de prensa del Vaticano tras la polémica que se generó después de que el pontífice instara a los obispos italianos a no aceptar en los seminarios a candidatos gays porque “ya había mucho mariconeo” en los seminarios.

Según medios italianos, el papa Francisco utilizó un término despectivo para referirse a los homosexuales en la Iglesia católica durante una reunión a puerta cerrada con obispos italianos. Jorge Bergoglio, de 87 años, usó una palabra del dialecto de Roma, “frociaggine”, que se considera despectiva para referirse a los homosexuales.

”Según los obispos contactados” por el diario Corriere della Sera, “está claro que el pontífice no era consciente de lo insultantes que eran sus palabras en italiano”, escribió el principal diario italiano en su página web.

”Más que con vergüenza, sus declaraciones fueron recibidas con algunas risas incrédulas, porque la metedura de pata” del papa argentino “era evidente”, prosiguió el medio. En tanto, el diario La Repubblica dio la misma información, citando varias fuentes que la corroboran.

En el comunicado difundido por la Sala de Prensa de la Santa Sede se detalla que Jorge Mario Bergoglio está al tanto de las noticias publicadas sobre su reunión con los obispos de la Conferencia Episcopal Italiana. Por ello, repite una vez más que “¡en la Iglesia hay lugar para todos, para todos! Nadie es inútil, nadie sobra, hay sitio para todos. Tal como somos, todos nosotros”.

El diario La Repubblica recordó que el papa Francisco siempre militó por una Iglesia abierta a todos, sin distinción de la orientación sexual de los fieles, pero en la reunión insistió en prohibir el acceso a los seminarios a las personas abiertamente homosexuales.

Según recalcó el medio Vida Nueva, esta postura de Francisco va en la línea de la praxis y la normativa de la Iglesia. La Instrucción elaborada por el Vaticano en 2005 y confirmada por él mismo en 2016 estipula que “la Iglesia no puede admitir al seminario y a las órdenes sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay”.

TN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here