En qué consiste el plan de ajuste de Javier Milei

0
147

La Argentina se encuentra a horas de conocer los detalles del plan “motosierra” de Javier Milei. El presidente electo hablará este domingo en su ceremonia de asunción, pero los anuncios concretos llegarán a partir del lunes de la mano del próximo ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo.

En su primer discurso como jefe de Estado, Milei establecerá el tono político de su gobierno, hará foco en la herencia recibida y ofrecerá un pantallazo de sus primeras acciones al frente de la Casa Rosada, pero sin entrar demasiado en detalles.

Será unas horas más tarde, lunes y martes, cuando Caputo anuncie las medidas que implementarán para ordenar la economía. Según pudo saber TN, el ajuste terminó de ser definido el jueves, durante la última reunión de Gabinete: Milei discutió las medidas concretas con Caputo y los demás ministros, considerando tanto las acciones económicas inmediatas como las decisiones de mediano y largo plazo, como lo es el plan de privatizaciones.

“Será un ajuste ortodoxo y brutal”, revelan en el entorno del titular del Palacio de Hacienda. Ahora bien, ¿qué medidas incluye el plan motosierra de Milei y Caputo?

Las primeras medidas económicas de Milei y Caputo

Devaluación: el dólar oficial saltaría de los 380 pesos actuales a los 600 pesos. Sumando el impuesto PAIS, la divisa tocaría los 800 pesos.

Aumento de tarifas: será gradual pero rápido, con varios saltos previstos en tres meses.
Recortes a los fondos provinciales: si bien la coparticipación debe ser cumplida por ley, otras transferencias transitorias y complementos que la Nación suele usar para asistir a las provincias serán discontinuados de inmediato.

Aumento de la tasa de interés por parte del Banco Central.

El próximo ministro de Economía y sus asesores señalan que “la gente ya está esperando” un fuerte ajuste, por lo que no sería una mala idea llevar el dólar alto rápidamente y, de alguna manera, “generar un colchón” que permita tener la divisa estabilizada durante varios meses, algo deseable para empezar a bajar la inflación.

“Si lo ponemos a $650, ¿no tendremos que volver a devaluar en marzo?”, se preguntan cerca de Caputo. Y explican que, con una inflación desbocada, ese dólar a $650 sería “baratísimo” en febrero o marzo, complicando la economía.

Mientras tanto, Caputo busca un préstamo salvador de Wall Street para llegar con aire a marzo, cuando se espera que las cerealeras empiecen a liquidar la cosecha y se pueda normalizar el nivel de reservas del BCRA.

Ese es el gran desafío de sus primeros meses al frente del Palacio de Hacienda: aguantar el verano hasta que las cerealeras, las grandes proveedoras de dólares en la Argentina, ingresen 25 mil millones de dólares adicionales por la buena cosecha.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here