En un encuentro de ida y vuelta, Unión igualó con Argentinos en Santa Fe

0
108

Unión igualó con Argentinos y las diferencias entre ambos equipos prácticamente no se notaron. Que “El Tatengue” haya pasado ocho años en la segunda categoría del fútbol argentino no significó nada para los jugadores que aprovecharon la localía y le jugaron de igual a igual a un equipo que no mostró la fuerza que lo llevó a luchar por los torneos y el ingreso a las competiciones internacionales.

La primera etapa fue con todo para el conjunto local. Lastimando por las bandas con las subidas de Erramuspe, la simpleza a la hora de manejar el balón de Paulo Rosales más la referencia en el área de Matías Quiroga bastaron para ser superior en una etapa que no tuvo grandes elaboraciones colectivas pero en la que Unión pudo haberse puesto en ventaja. Argentinos pareció nunca encontrar su modo de jugarle a un equipo que se fortalece cada vez que se presenta en su ciudad.

Sin embargo, en la segunda etapa llegaría el gol visitante. Una desconcentración en la defensa del “Tatengue” llevaron a que Santiago Salcedo ingrese al área con mucho recorrido y defina sólo ante la salida de Bologna, que no supo tapar su palo. Un gol inmerecido por lo hecho hasta el momento. En un arranque electrizante, Unión no se quedó y en la jugada siguiente, igualó por intermedio de un gran gol de Juan Pablo Avendaño.

De ahí hasta el final, el partido fue correcto y si bien pudo haber otro gol, más por errores que por virtudes, el empate estuvo bien y fue justo. Analizando lo que siempre se ve en una primera fecha de torneo, con equipos falto de rodaje futbolístico e impreciso en el juego, fue un encuentro correcto.

Sin grandes actuaciones individuales, la figura fue Paulo Rosales. A través de él, Unión generó las mejores situaciones en una primera etapa que mostró mucha autoridad para jugar ante un gran equipo como Argentinos. En el complemento sintió el desgaste y fue reemplazado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here