Engañaron a una jubilada con un falso canje de billetes y le sacaron 800 mil pesos

0
146

Una jubilada mendocina, de 87 años, fue engañada con un “cuento del tío” y le sacaron más de 800 mil pesos. La modalidad del fraude fue que “alguien del banco iba a ir hasta su casa a cambiar los billetes que estaban por salir de circulación”. Y, una vez más, los estafadores lograron convencer a esta persona mayor.

La víctima –su nombre ha sido resguardado por la Procuración provincial- reside en Godoy Cruz, municipio del Gran Mendoza. El viernes por la tarde, cerca de las 18, recibió un llamado al teléfono de su casa, donde una mujer se hacía pasar por una funcionaria bancaria. Le explicó que el dinero que tenía ahorrado debía ser cambiado por nuevos billetes porque iban a perder su valor y quedar fuera de circulación.

La segunda parte del engaño fue convencer a la mujer de que lo mejor era que el tesorero pasara por su casa, así no corría riesgo al trasladar el dinero hasta el banco. Pocos minutos después, un hombre vestido con traje golpeó en la casa de la jubilada, en calle Martín García al 1800, de Godoy Cruz. La mujer lo hizo pasar y le entregó en mano los fajos de billetes.

Los delincuentes tuvieron tiempo de sobra para escapar. Recién pasada la medianoche, cuando regresó la hija de la jubilada a su casa, supo del engaño. Las mujeres radicaron la denuncia en la Oficina Fiscal 3 y la investigación pasó a la Unidad de delitos Económicos, donde investiga Susana Muscianisi.

“El monto de la estafa ronda los 800 mil pesos. Se han ordenado medidas urgentes para ubicar a los estafadores, como cámaras de seguridad de la zona y llamadas al teléfono fijo de la víctima”, confirmó a Clarín uno de los investigadores. Hasta el momento, no hay detenidos por este caso.

Las denuncias por “cuentos del tío” son recurrentes en Cuyo. Otros casos recientes, mencionan a falsos productores de Susana Giménez, que les hacen creer que han ganado un premio en el programa de la diva (aunque no esté al aire), y los jubilados transfieren de 20 mil a 100 mil pesos a falsas cuentas para cobrar el monto ganado.

“En la Unidad de Delitos Económicos, hemos recibido más de 200 estafas en el último año”, dijo la fiscal Muscianisi. Se repite el “modus operandi”, personas mayores que están solas en su casa y que responden al teléfono fijo. “Hola mamá”, dice el estafador al teléfono. La víctima, responde: ¿Quién sos?. El delincuente empieza con el engaño: “Mamá, cómo no me vas a reconocer, soy tu hijo”. Y la misma víctima es quien empieza a llamarlo por el nombre…..”ah, sos Pablo”. Así van cayendo en la trampa. No les permiten cortar el teléfono y los mantienen rehenes en sus casas hasta que viene el supuesto tesorero o contador a buscar los pesos, euros, dólares y hasta joyas que tienen como ahorro.

“En algunos casos, los delincuentes han hecho un seguimiento de las posibles víctimas y, en otros, sólo lo hacen buscando la información pública de la Anses, de quienes pueden cobrar la reparación histórica”, detalla la fiscal. Algunos estafadores llaman y se presentan como abogados de la Anses. Incitan al jubilado a ir hasta un cajero para hacer una transferencia bancaria y los guían sobre cómo operar. “En algunos bancos, el jubilado tiene la opción de solicitar un préstamo, sin previa autorización, a través del cajero. Los delincuentes les dictan el CBU al que deben transferir el monto. Las víctimas creen que están gestionando el monto que van a cobrar y en realidad, están asumiendo una deuda, a tasas elevadas”, explica Muscianisi.

Para la Justicia es difícil rastrear a los titulares de esa cuenta, porque fueron abiertas con DNI falsos. El dinero es rápidamente transferido a varias cuentas y retirado por los estafadores.

Los jubilados hacen la denuncia cuando le cuentan a un familiar las operaciones que hicieron y les muestran los comprobantes que les dio el cajero. Ya es tarde para evitar el engaño.

Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here