La UBA se declaró en emergencia presupuestaria

0
121

La Universidad de Buenos Aires (UBA) se declaró en emergencia presupuestaria y decidió restringir los servicios de luz y gas en los espacios comunes. La medida fue tomada en las facultades de Odontología y Derecho, en donde, además, se dictan clases en las escalinatas del edificio a modo de protesta.

Las medidas establecidas por las casas de estudios se llevaron a cabo en reclamo por la decisión del Gobierno de prorrogar los valores presupuestarios del año 2023 al 2024. Esta mañana, el vocero presidencial, Manuel Adorni, sostuvo que las universidades “no van a cerrar” y aseguró que se dio curso al “pedido de aumento de partida presupuestaria”.

Es por ello que desde este lunes, en el edificio de Odontología se recortó el uso de ocho ascensores a dos para los 18 pisos que tiene el establecimiento. Sumado a ello, también se restringió el uso de electricidad para los lugares comunes.

Pablo Rodríguez, el decano de la facultad, explicó en diálogo con TN por qué se tomó esta decisión: “El Concejo Superior dictó la resolución de emergencia presupuestaria. En ese marco, llegó una disposición del rectorado de que restrinjamos la luz en espacios comunes, gas, ascensores, situación que a nosotros nos complica muchísimo porque con el funcionamiento del hospital acá circulan, entre pacientes y odontólogos, 2500 personas por día”.

En tal sentido, remarcó que el aumento en las tasas de servicios fue un importante agravante en esta situación debido a que es pagado por el rectorado, y señaló que a partir de mayo o junio ya no se podrán abonar las facturas.

“Acá hay ocho ascensores, cuatro de cada lado. Estamos analizando abrir uno o dos de cada sector, es decir, la mitad o un 30%. La realidad es con ocho a veces no alcanza, y ahora va a ser peor. Este recorte nos complica”, sostuvo.

Además, explicó que la atención a pacientes de hoy se iba a ver retrasada por la falta de ascensores.

En la facultad de Derecho se vive una situación similar. Desde el lunes, las autoridades y docentes de la institución comenzaron a tomar algunas medidas en reclamo por la falta de presupuesto. Esta mañana, inclusive, se llevó a cabo una clase pública en las escalinatas.

Leandro Vergara, decano de Derecho, pidió que se resuelvan los problemas presupuestarios que llevaron a que la Universidad de Buenos Aires hoy se encuentre en emergencia y llamó a sumarse al reclamo: “Hay que mostrarla, hacerla visible”.

En el mismo sentido, aseguró que si bien el Gobierno extendió un 70% más en el presupuesto, “falta mucho”. “Eso es solo una parte, tengan presente el 300% de inflación de un año, las reducciones presupuestarios están a la vista, no hay manera de sostener el mantenimiento de la universidad con ese nivel de presupuesto”, lamentó. “Nosotros tenemos 52 mil metros cuadrados, vamos a tener que restringir todo lo suntuario al máximo”, completó.

En los últimos días, inclusive, advirtieron que el Hospital de Clínicas podría dejar de funcionar ante la falta de fondos.

En una reunión de consejo superior, la semana pasada la Universidad de Buenos Aires (UBA) se declaró en emergencia presupuestaria y acordó sumarse a la marcha federal universitaria que se hará el próximo martes 23 de abril.

“En las condiciones actuales se encuentra seriamente afectada la posibilidad de mantener toda actividad tendiente a garantizar la calidad educativa, la continuidad de la investigación, de la extensión y la función asistencial”, dice la resolución del Consejo Superior de la UBA.

La respuesta del Gobierno ante el reclamo de la UBA

Este miércoles, el vocero presidencial aseguró que las universidades “no van a cerrar”. “Ya lo aclaré en otras oportunidades, (las universidades) no tienen ningún riesgo de perder cuestiones en términos de sus estudios académicos”, expresó en su habitual conferencia de prensa diaria en Casa Rosada.

Tras ello, aseguró que “se ha presentado el 9 de abril un pedido de aumento de partida presupuestaria al cual se le dio curso”.

Por su parte, el subsecretario de Políticas Universitarias de la Nación, Alejandro Álvarez, utilizó sus redes sociales para explicar la postura del Gobierno ante el reclamo universitario. “El 9 de abril (hace 7 días) ingresó la nota de pedido de ampliación presupuestaria de la UBA. Se le notificó que se aceptaban sus pedidos y ya está firmado el pago. Sin embargo, cortan la luz para seguir sembrando el pánico entre los alumnos. Es mentira que no van a abrir en el 2do cuatrimestre, pero evidentemente quieren aterrorizar y lo hacen las autoridades”, expresó junto al petitorio de ampliación de presupuesto que realizó la casa de estudio para los hospitales que dependen de las facultades.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here