Las lágrimas de Carlos Tevez, tras la inolvidable ovación que se llevó de la Bombonera

0
268

Carlos Tevez nunca olvidará este encuentro ante Colón. Al margen de la decisión que tome tras el receso que se avecina, el Apache se llevó la ovación de su vida. Los hinchas de Boca jugaron su papel en busca de torcer la historia, como lo hicieron en otras oportunidades en que la Bombonera «habló».

Apenas pisó el campo de juego el equipo, de los cuatro costados bajaron los cánticos a favor del ídolo y el pedido unánime: «Carlitos es de Boca, de Boca no se va». Carlos Tevez respondió el gesto con un saludo y con otra actuación memorable.

Como sucedió ante River en el Superclásico, el Apache jugó uno de los mejores partidos en Boca. Fue clave en el primer gol con una gran jugada individual y la asistencia a Centurión.

Luego, se mostró muy participativo, tiró varios tacos y anotó el segundo del equipo, que terminó goleando a Colón por 4 a 1.

En cada acción que protagonizó, luego de cada gol y al final, los simpatizantes xeneizes jugaron su última carta buscando torcer la historia que parece sentenciada y que es el retiro o el seguir jugando en China.

A los 43, el momento más complicado para Carlos Tevez. Guillermo Barros Schelotto decide reemplazarlo y la gente nuevamente le entregó una gran ovación. Hasta un hincha se metió al campo de juego, se arrodilló ante él y le pidió que no se fuera. Entre lágrimas, saludó uno por uno a los integrantes del vestuario.

Al finalizar el partido, Carlos Tevez decidió no hablar con la prensa. Camino al túnel dejó ver la emoción y las lágrimas volvieron a correr por su cara. El tiempo dirá si fue por última vez como jugador de Boca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here