Libia: los rebeldes controlan Trípoli y proclaman fin de la era Khadafi

0
358

En la noche del lunes, fuerzas aliadas recrudecieron la embestida contra el complejo de Bab Al-Aziziyah, mientras sigue la incógnita por el paradero del dictador. El vocero del gobierno libio, Moussa Ibrahim, declaró en la televisión Al-Urubah que el líder está en Libia «liderando él mismo la batalla» junto con sus hijos.

El presidente del Consejo Transitorio libio (CNT, órgano político de la rebelión), Mustafa Abdul Yalil, afirmó por su parte que la era de Kaddafi había «acabado» y dijo esperar que sea capturado «vivo» para que pueda tener un «juicio justo».

El presidente norteamericano, Barack Obama, en tanto, señaló también que la era de Khadafi «está llegando a su fin», exhortándolo a renunciar «explícitamente» al poder, pese a asegurar que los combates «aún no han terminado».

En Trípoli, los rebeldes llegaron a la Plaza Verde, lugar simbólico donde los partidarios del régimen solían congregarse, y la rebautizaron como «Plaza de los Mártires».

Además, tomaron el control en las sedes de la televisión estatal, que dejó de emitir en el curso del día. «Todas las cadenas de televisión estatal dejaron de emitir (en Trípoli). Nuestros combatientes ingresaron en sus locales y tomaron el control», declaró Mohamed Zawiwa.

Sin embargo, la batalla para apoderarse del complejo Bab al-Aziziya de Kaddafi no será facil, pese a que cualquiera dentro del sitio tiene pocas posibilidades de escapar, indicó un vocero rebelde al canal Al Jazeera.

«No me imagino que el complejo de Bab Al-Aziziyah caiga con facilidad y creo que será una pelea dura», dijo Abdel Hafiz Goga, vocero del rebelde Consejo Nacional de Transición, en una entrevista difundida por la emisora de televisión.

«Los rebeldes están instalando puestos de control en las entradas de Trípoli y no creo que él (el hijo de Muammar Khadafi, Mohammad) sea capaz de escapar de Trípoli, y lo mismo aplica para el coronel (Muammar) Khadafi», agregó.

El paradero del veterano líder libio es desconocido desde que los rebeldes tomaron la mayor parte de Trípoli, el 15 de junio último.

Mohammad, el hijo mayor de Khadafi, escapó el lunes de su residencia en Trípoli después de ser rodeado por las fuerzas rebeldes que entraron en la ciudad. Otros dos hijos del dictador siguen bajo arresto.

El enorme complejo del líder libio en Trípoli, que incluye barracas militares, ha sido blanco de los ataques aéreos de la OTAN en las últimas semanas, pero rebeldes dijeron el lunes que sigue siendo defendido por tanques y francotiradores.

Bab Al-Aziziya fue blanco de un bombardeo de los Estados Unidos a Libia en 1986. El presidente norteamericano en ese momento, Ronald Reagan había asegurado que era en represalia por lo que llamó la complicidad libia en el atentado contra un club nocturno en Berlín.

Un corresponsal de Al Jazeera en Trípoli dijo al aire que la situación en la ciudad parecía mayormente tranquila, pero que se escuchaban disparos ocasionales y había poca gente en las calles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here