Los imuebles se mantienen como un foco de atracción para inversiones

0
166

El relevamiento de actos escriturales del Colegio de Escribanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires acusó en el octavo mes de 2011, por cuarto período interanual consecutivo, un leve incremento tras la modesta baja que registró en marzo y abril. En comparación con agosto de 2010 subieron 5,8%, al sumar 5.796 compraventas de inmuebles.

El monto de las transacciones ascendió a $2.547,2 millones, 27% mayor al que alcanzó un año antes, con un valor promedio de $439.474, equivalente a u$s105.440, al tipo de cambio medio del mes de agosto, $4,168 por dólar, que informó el Banco Central. Dichos valores medios por operación representaron, en comparación con un año atrás, incrementos de 20% en pesos y 13,3% en el equivalente en dólares, tendiendo a los niveles que se habían verificado en el primer bimestre del corriente año.

Incluso, significaron recuperar una brecha positiva respecto de las variaciones que el Indec detectó en el promedio de los salarios de la economía en su conjunto y en el costo de construcción de viviendas en propiedad horizontal. De este modo, el monto medio de las transacciones representó ahora el equivalente a 94,5 salarios promedio de la economía, lo que constituye un moderado repunte tras seis meses consecutivos de baja de esa relación.

Respecto de julio también se verificó un suave aumento del total de las transacciones de 4,6%, ya que corregido por estacionalidad determinó una leve suba de 1% que no alcanzó a compensar la contracción de 4,5% que ocurrió el mes previo. Se ubicó en el equivalente a 264 actos por día hábil, todavía por debajo de los más de 274 del tercer bimestre.

«El mercado sigue encaminado a repetir el desempeño que mostró en 2007, esto es, con apreciables altibajos, propios tanto de las expectativas que genera un año electoral para los cargos máximos en la Nación como del agregado de señales de incertidumbre provenientes del mercado internacional que se reflejaron en el subibaja de las tasas de interés», consignó el trabajo de los escribanos porteños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here