Los números de Batista como entrenador antes de llegar a la Selección

0
157

Sergio Batista pasó por All Boys, Bella Vista de Uruguay, Argentinos Juniors, Talleres de Córdoba, Nueva Chicago y Godoy Cruz. Luego se sumergió en las juveniles de Argentina, donde como gran logro se quedó con los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Sin embargo, los números no son demasiado generosos con “El Checho”, quien en esos seis clubes apenas logró el 41,2% de los puntos disputados.

En All Boys, entre 1998 y 2000, dirigió un total de 17 partidos, donde ganó siete, empató tres y cayó en otras siete oportunidades. Allí obtuvo el 54,9% de los puntos, hasta que desembarcó en Uruguay, más precisamente para dirigir a Bella Vista, el conjunto papal, tal como se lo conoce en tierras charrúas por los colores de su camiseta: amarillo y blanco. Allí Batista estuvo 32 partidos, donde ganó 10, empató 10 y perdió 12. El porcentaje arrojó un 41,6 de los puntos ganados.

Más tarde llegó el turno de su Argentinos Juniors querido, donde dirigió un total de 83 partidos en dos pasos por el club (del 2000 al 2001 y en 2004). En “El Bicho”, “El Checho” sacó el 46,5% de los puntos, producto de 33 victorias, 17 igualdades y 33 derrotas. También pasó por Talleres. Allí solamente dirigió 14 partidos. Fueron cuatro triunfos, cinco empates y cinco derrotas. Un total del 40% de los puntos. En 2004 llegó el turno de desembarcar en Nueva Chicago, donde estuvo 34 fechas, de las que ganó seis, empató 17 y perdió 11, lo que arrojó un bajísimo 34,3%.

Antes de recalar en la Selección, Batista tuvo su último paso como entrenador en Godoy Cruz. En “El Tomba” estuvo tan solo 13 partidos, con seis triunfos, dos empates y cinco traspiés. Un 51,2% total de los puntos disputados.

Con la Sub-20, entre amistosos y el Sudamericano 2009 disputado en Venezuela, dirigió 16 partidos. Ganó 7, empató seis y perdió tres. De esos siete triunfos, sólo uno fue en el torneo que reunió a los equipos del continente. “El Checho” venía de ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Con ese 41,2% total de los puntos, Batista fue elegido para suceder a Diego Maradona, que había llegado a la Selección tras sus pasos por Mandiyú y Racing Club (entre los dos clubes, dirigió 23 partidos, ganó tres, empató 12 y perdió ocho). Así quedaron en el camino entrenadores con títulos a nivel nacional e internacional, cuando desde la AFA dijeron que escucharían proyectos. Por ahora, la crisis futbolística no llegó a su fin y la frustración, más allá de los números, parece ir de la mano de una camiseta que hace 18 años no suma otro laurel a su riquísima historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here