Mauricio Macri llegó a Ecuador para saludar al sucesor de Correa y evitó hablar de Elisa Carrió

0
500

El presidente Mauricio Macri aterrizó pasadas las 11.30 (hora argentina) en el aeropuerto internacional de Tababela (Quito) para presenciar la asunción del nuevo Jefe de Estado ecuatoriano Lenín Boltaire Moreno Garcés, que sucederá a Rafael Correa tras diez años en lo más alto del poder. Macri es uno de los once mandatarios que participarán de la ceremonia de investidura.

El Presidente argentino hizo su ingreso a la Asamblea Nacional, con la ceremonia inaugurada. Clarín lo interceptó mientras caminaba por la alfombra roja, acompañado por la canciller Susana Malcorra, el embajador Luis Juez y el vocero presidencial Iván Pavlovlsky.

El mandatario, que llegaba retrasado, no se detuvo para contestar la pregunta de este diario: una opinión después del ultimátum para que eche a la número 2 de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Silvia Majdalani. Macri no hizo declaraciones.

El presidente argentino es uno de los portavoces para que se realicen nuevas elecciones en Venezuela. Intentó impulsar para esta misma tarde una Cumbre de la UNASUR, pero finalmente no hubo quórum y Macri participará por la tarde en una reunión informal en la casa del Embajador argentino Luis Juez.

Evo Morales (Bolivia), Juan Manuel Santos (Colombia), Luis Guillermo Solís (Costa Rica) , Juan Orlando Hernández (Honduras) Horacio Cartes (Paraguay) y Michele Bachelet (Chile) son algunos de los invitados a la ceremonia que tendrá lugar en la Asamblea Nacional, el congreso local. Las inmediaciones de la capital están blindadas y militarizadas. Se temían precisamente marchas en contra y a favor de la presencia de Maduro. Los partidos de la oposición ecuatoriana habían amenazado con abandonar la ceremonia si el Ejecutivo venezolano se hacía presente.

El presidente argentino valora al mandatario saliente de Ecuador Rafael Correa, a quien considera un «pragmático». La relación entre ambos se potenció cuando Macri llegó al poder. En la ceremonia de asunción del líder de Cambiemos, Correa bromeó cuando tropezó con Macri. «Casi tumbo al Gobierno», bromeó aquella vez. La semana pasada, a pesar de la ausencia del presidente argentino, que estaba de gira en China y Japón, Correa visitó la Casa Rosada donde se entrevistó con la vicepresidenta Gabriela Michetti y el jefe de Gabinete Marcos Peña. “Mauricio tuvo la gentileza de advertirme que no estaba aquí. Sólo tengo palabras de gratitud para la Argentina”. declaró Correa.

El mandatario ecuatoriano explicitó las diferencias sobre cómo Buenos Aires y Quito trataron la crisis en Venezuela. «No comparto que se lo tilde de dictadura. Muchos casos de violencia, quedó comprobado, han sido de la oposición”, sentenció Correa. Parte del eje bolivariano y de buena relación con Cristina Kirchner, evitó criticar el supuesto viraje ideológico de la región. «En Brasil hubo un golpe, en Argentina hubo elecciones», diferenció. En aquella reunión entre Michetti, Peña y Correa habría terminado de cocinarse el apoyo de Ecuador al candidato argentino para presidir el organismo: el embajador en Chile José Octavio Bordón.

Macri, sin poder contar con el aval del organismo regional cuya presidencia pro tempore ejerce Argentina, llega a Ecuador con una comitiva magra después del gran desfile de ministros que lo acompañó a los Emiratos Arabes, China y Japón. La canciller Susana Malcorra es la única funcionaria de peso, que ya se encuentra en Quito desde el lunes. Ni siquiera el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo se sumó a la comitiva.

La asunción de Lenín Moreno que venció en el balotaje al banquero Guillermo Lasso, se da en el marco de un país polarizado. El mandatario electo ayer presentó a su gabinete en el que se destacan nuevos funcionarios emergentes del sector privado y 16 que ya ocuparon cargos con Correa. La ceremonia de cambio de mando tuvo un costo de 900 mil dólares. La Asamblea amaneció con un mural de artistas manabitas (costeños) oficialistas. El nombre lo dice todo: «Década ganada y arreglos florales». Entre las locaciones elegidas sobresale el parque Itchimbía, donde el flamante mandatario ofrecerá un almuerzo a las delegaciones invitadas, entre ellas, la argentina. En el mismo parque habrá una feria de promoción de flores ecuatorianas, cerca de 22.500 tallos que costaron cerca de 50 mil dólares, según consta en el presupuesto oficial.

Tras el almuerzo, a las 16 (hora local) Macri se entrevistará con Juez y aun resta confirmar si asistirá algún presidente latinoamericano. El ex intendente de Córdoba también planea discutir el escenario electoral en su provincia, donde los radicales buscan encabezar la boleta y hay tensión con sus socios del PRO y del Frente Cívico.

Por último, a las 19 Macri recibirá la llave de la ciudad de manos del alcalde Mauricio Rodas, ferviente opositor a Correa y a Lenín Moreno. Aunque tiene una habitación en el Hotel Marriott, el Presidente se marchará esta noche en el mismo avión privado de 7 plazas que lo trajo a esta capital, para asistir mañana a la celebración del Tedeum en la Catedral metropolitana y para participar de los festejos por el 25 de mayo.

Guido Carelli Lynch/Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here