Mendoza: Ante el crudo invierno ya se registraron 3 muertos y 51 intoxicados por monóxido

0
169

«El asesino silencioso» es el mote con que se conoce al monóxido de carbono, y bien ganado tiene este título: cada invierno -o cuando comienzan los días de baja temperatura, que no necesariamente coinciden con la estación- se repiten episodios de intoxicación con este gas.

Desde fines de mayo, en Mendoza se ha atendido a 51 personas que fueron afectadas como consecuencias de mala combustión -principalmente a la hora de calefaccionarse-, y tres de ellas, todas en lo que va de julio, se convirtieron en víctimas fatales.

Además, en los últimos 40 días doce personas se vieron damnificadas por incendios en sus viviendas -casi todas construcciones precarias-, también producidos por accidentes registrados en momentos en que la mayoría intentaba paliar las bajas temperaturas.

«Solamente en llamados a Defensa Civil y al 911 tenemos contabilizados 26 llamadas solicitando asistencia por episodios de intoxicación en lo que va del año. Pero allí no están contemplados, por ejemplo, los que llegan a los hospitales», sintetizó el director de Defensa Civil, Daniel Burrieza.

Evitar la calefacción con hornallas y braserosestar atentos a que la llama de los calefactores no se ponga rojiza o anaranjada, procurar que haya siempre una ventana entreabierta para que haya recambio de aire y hacer revisar con gasistas matriculados cualquier artefacto que funcione con gas son parte de las recomendaciones más importantes para evitar accidentes o tragedias.

Peligro

El 7 de julio, y de acuerdo a lo difundido en algunos medios, un joven fue encontrado sin vida en el interior de su casa en calle Cacheuta (Las Heras).

El macabro hallazgo lo hizo su familia y la víctima, había fallecido porintoxicación con monóxido. En el lugar también estaban inconscientes su mujer y su hijo, aunque lograron ser atendidos a tiempo y están a salvo.

Un día después, una mujer de 76 años falleció en una humilde casa del barrio Paraguay (Guaymallén). La vivienda de la anciana se incendió por una falla en la pantalla calórica que utilizaba para calefaccionarse, conectada a una garrafa. A raíz de las llamas y de la combustión, la mujer murió asfixiada.

La última víctima fatal del «asesino silencioso» de este mes llegó el miércoles pasado: en una casa de Tunuyán, un hombre de 79 años que fue hallado sentado sin vida, al lado de su estufa.

Hasta el momento, estos son los tres muertos por inhalación de monóxido de carbono registrados en la provincia en lo que va del invierno. Y son parte de los 51 casos de atenciones por estos episodios contabilizados a nivel oficial (30% de estos tienen al sur provincial como escenario). Los departamentos con más damnificados son San Rafael y Las Heras -con 10 y 9 casos respectivamente-, mientras que en Malargüe ya hay siete.

A las víctimas del monóxido se suman otros afectados por las consecuencias de la mala calefacción. Son aquellas personas que tuvieron pérdidas -parciales o totales- en sus casas a raíz de incendios. El 5 de junio, una mujer y sus 7 hijos perdieron todo en San Rafael luego de que se incendiara su precaria vivienda en la zona El Cerrito.

Y hace unos días, 4 personas -una pareja y sus hijos de 5 y 2 años– también se quedaron sin techo por un incendio en su casa de calle Lisandro Moyano (Las Heras). En este último episodio, los padres habían dejado a sus hijos solos, que lograron escapar de milagro de la casa en llamas.

Síntomas

Burrieza destacó que es clave estar más que atentos en estos días. Según indicó el funcionario, los síntomas iniciales de la intoxicación por monóxido de carbono se pueden confundir con los de la gripe o con los de una intoxicación alimentaria.

Entre ellos se destacan dolor de cabeza, cansancio, debilidad, sueño, náuseas, vómitos y diarrea. A estos se agregan otros más graves, como inconsciencia, respiración débil e irregular, temperatura corporal baja, convulsiones, pulso lento e irregular y presión arterial baja.

«Si están esos síntomas, es clave no dejarlos pasar (aunque no tengan desenlace de muerte). Hay que revisar los artefactos con gasistas matriculados, llamar al 911. La gente suele pensar: ‘a mí no me va a pasar’; pero una hornalla que se apaga, una falla en la cápsula o en la presión de gas son suficientes», sintetizó.

Las fuentes más comunes de producción de monóxido de carbono son los braseros, calefones (instalados en baños o con tirajes inadecuados), hornos y estufas mal calibradas. 

La combustión de los equipos de calefacción genera monóxido de carbono, que se concentra peligrosamente en los ambientes mal ventilados. Inhalar este veneno puede llevar a la muerte, y se desprende al aire cuando se quema de forma incompleta el gas (natural o de garrafa), querosén, leña, alcohol o cualquier sustancia orgánica.

Prevención

Resulta clave mantener una abertura en un ambiente cerrado que permita el libre ingreso de aire limpio del exterior, así como salidas de los gases tóxicos al exterior.

«Es recomendable apagar las estufas antes de dormir, y cerrar el gas. Porque muchas veces falla la válvula. He ahí la importancia también de hacer revisar los artefactos de gas con especialistas, ver el estado de las chimeneas y de las troneras. Y no usar braseros, hornallas u hornos para calefaccionar», sintetizó el funcionario.

Capacitan a personal  provincial y municipal

Casi 60 personas que integran las distintas fuerzas de seguridad y de prevención participaron el jueves y ayer de jornadas de capacitación.

Por medio de un convenio con la Naciónpersonal provincial y municipalfue instruido en la conformación y operación del Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

«El objetivo es aceitar un poco el COE y ponerlo en marcha en una simulación (no simulacro), así como trabajar con todos los responsables de emergencia ante una gran catástrofe», resumió el director de Defensa Civil, Daniel Burrieza.

Lluvia, Zonda, aludes y sismos -entre otras- son las situaciones que fueron simuladas durante las dos jornadas, teniendo en cuenta que cada una tiene distintas intervenciones.

Los Andes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here