Otro adolescente que era buscado en Santa Fe fue hallado sin vida en un baldío

0
111

Un joven de 19 años, que estaba desaparecido desde hace más de tres semanas, fue hallado asesinado en un terreno baldío de la ciudad de Casilda, en el sur de Santa Fe, según reveló el intendente de ese distrito, Carlos Bacalani.

«Lamentablemente fue encontrado de la peor forma», dijo el jefe comunal de Casilda, al dar a conocer la noticia del hallazgo del cuerpo Maximiliano Storani.

El intendente dijo que el cadaver fue hallado «en malas condiciones», por lo que se sospecha que estaba en ese lugar «desde hace varios días».

«No podemos decir cómo fue asesinado. Están trabajando los investigadores y ojalá se pueda esclarecer cuanto antes. Aquí estamos todos muy conmocionados. Queremos que se esclarezca, queremos saber qué pasó», señaló el intendente tras dar a conocer la noticia del hallazgo del cuerpo.

Según indicó Bacalani, el cadáver de Maximiliano fue hallado «en un terreno baldío, cerca de un canal, en la zona urbana de la ciudad». «La Municipalidad había publicado una recompensa. Un vecino avisó, fue la Policía y efectivamente estaba allí el cuerpo», agregó el intendente.

Maximiliano había desaparecido el jueves 11 de agosto pasado, aunque la denuncia hecha por su familia había sido radicada dos días después ante la Comisaría de la Mujer de la Unidad Regional IV de Policía del departamento Caseros, con asiento en Casilda. Ante ello, se le había dado intervención al Juzgado de Instrucción en lo Penal de Casilda a cargo de Silvia Nogueras.

El joven vivía con su tío desde hacía siete años en un domicilio de la calle Arturo Jaureche al 1200, del barrio Timmerman. Mientras permaneció desaparecido, hubo varios testimonios de gente que decía haberlo visto en diferentes ciudades de la zona, aunque siempre su paradero fue un misterio, hasta que se produjo finalmente el hallazgo del cuerpo.

En ese sentido, el intendente remarcó que «hubo pistas de varios lugares, de gente que decía que lo había visto, como en Cañada Rosquín y Pérez, pero eran informaciones que no eran reales».

También en ese marco hubo una versión de un camionero que dio cuenta sobre la posibilidad de que Maximiliano se encontraría en Venado Tuerto, pero hasta allí se trasladaron los familiares y efectivos de la Policía, sin que surgieran novedades.

La Municipalidad de Casilda había ofrecido públicamente una recompensa de 25.000 pesos a las personas que aportaran información «fehaciente» que contribuyera a determinar el paradero del joven.

El hallazgo se produjo cerca de las 9:40, luego de que un vecino llamó al número que la Municipalidad publicitó para aportar datos, avisando que había visto un cuerpo.

Poco después encontraron el cadaver en Ovidio Lagos y Catamarca, en una zona casi céntrica de Casilda, en un terreno lindero a un taller mecánico.

La madre de Maximiliano, Lorena Cabrera, indignada, gritó: «Lo han matado, lo han matado», una vez confirmado el hecho.

Dado que los padres de la víctima están separados, Maximiliano vivía desde hacía un tiempo en la casa de un tío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here