Pablo Moyano trató de “enferma” a Elisa Carrió

0
263

La guerra entre los Moyano y Elisa Carrió suma un nuevo capítulo en este enfrentamiento que parece no aquietarse con el paso del tiempo. Una frase de más, una respuesta inoportuna o la devolución de una gentileza; siempre hay algún motivo para que se recrudezca el vínculo y vuelvan a tirarse con munición pesada. De ambos bandos son filosos y combativos, y prometen continuar esta batalla hasta que solo uno quede en pie. ¿Quién será?

En esta oportunidad, el que se posicionó en plan de ataque fue el secretario adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, que recordó los dichos de la diputada oficialista en un acto hace ya varias semanas atrás. En esa oportunidad, la legisladora había llamado a Pablo y Hugo Moyano “criminales” y deslizó que ambos estaban rodeados de “muchas muertes”, poniendo así un manto de sospecha en torno a los sindicalistas.

Contestarle a una persona que está enferma no tendría sentido. Va a ir a la Justicia y que compruebe qué crimen cometí, que le explique a mis hijos que su padre es un asesino. Dios es justo y va a tener su castigo en la justicia. Sale a hacer campaña con el crucifijo y después hace todo lo contrario”, aseguró en una entrevista concedida anoche para el programa de A24 que conduce el periodista Luis Novaresio.

En ese sentido, puso en duda la credibilidad de la referentes de la Coalición Cíviva, que en las últimas semanas volvió a tomar protagonismo por denunciar al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, a quien acusa de haber “montado un aparato de inteligencia”. “Ataca a todo el mundo sin pruebas, denuncia empresarios, sindicalistas, colegas suyos y después no se comprueba nada”, remarcó.

Además, se refirió también al futuro de la central obrera y criticó que “no se están apoyando los reclamos de los trabajadores”. “Quiero integrar una CGT que pelee por los intereses de los trabajadores. Ni extremista, ni quilombo todos los días, ni tampoco dialoguista. Una CGT que defienda a los trabajadores. Hay un montón de actividades en conflicto y no se ve a la CGT apoyando a los reclamos”, advirtió.

Asimismo, tampoco evitó referirse a la cercanía que estaría teniendo su padre con la ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. “Hugo todavía no lo tomó (el café con la ex mandataria), no tendría problema, pero habría muchas cosas para discutir sobre su gobierno, hay que dejar de lado las diferencias y buscar un candidato que pueda reunir a todos los peronistas”, aseguró, adelantándose a las elecciones del 2019, pero sin descartar futuras uniones.

El Intransigente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here