Padre José Daniel Centeno: «Tuvimos una misión constante, entonces las papas y el trigo se sembrarán»

0
84

En la jornada del lunes la comunidad de Nuestra Señora de La Salette celebró la Fiesta Patronal en honor a la Madre de Jesús que apareció en 1846 en la montaña de La Salette (Francia).

De la celebración Eucarística que estuvo presidida por el padre José Daniel Centeno, participaron los sacerdotes de las distintas parroquias de la ciudad.

Las actividades del lunes, arrancaron con una procesión que se extendió por distintas pequeñas comunidades y finalizó en el templo.

En su reflexión el padre Centeno indicó, «la Iglesia es nuestra casa, es el lugar donde nos encontramos con Dios, con el Hijo, con la Virgen. Con un espíritu que nos ayudará a vivir ese llamado que hace la Virgen de La Salette».

El presbítero recordó que La Salette era un pueblo que blasfemeaba a Dios y la gente sólo iba a misa para burlarse de la religión.

«Y María, cuando se aparece a los pastores, hace un llamado ‘acerquense hijos míos’, pero es un acercarse a Jesús», precisó el sacerdote.

Por otra parte comparó la situación que se vivía, en aquella época en Europa (1846) con la situación actual, «en Francia había una gran hambruna, no se podía cosechar, los niños morían de hambre, las madres no tenían más leche para darles. Si analizamos nuestra situación vemos que nos está pasando lo mismo, hay tantas situaciones de corrupción».

«Los otros días la Palabra nos pedía que recemos por los gobernantes para que cambien su corazón. El mensaje de la Virgen continúa vigente, nos pide que volvamos a Jesús, que volvamos a creer a pesar de esas dificultades que atravesamos», acotó.

Seguidamente expresó, «ya tenemos un pueblo que vive momentos difíciles con toda la economía que tenemos, la famosa pandemia, tantos muertos, tanto dolor en nuestro pueblo. Frente a esto surge el llamado de la Virgen Acerquense. Pero también nos trae una buena noticia, y nos dice si ustedes cambian sus vidas, si miran a los demás como familia, las papas se sembrarán solas».

El padre José Daniel Centeno añadió, «hace un poco más de un mes que venimos caminando nuestras comunidades, compartiendo la Palabra, llevando la imagen de la Virgen. Tenemos una parroquia misionera por excelencia; tuvimos una misión constante llevando el mensaje, entonces las papas y el trigo se sembrarán».

«Recuerden que María lloró por ese pueblo corrupto donde faltaba pan, paz y trabajo, donde habían transgredido todo, y el pueblo se acercó a Dios y allí nacieron los misioneros de La Salette y nosotros somos herederos de esa historia».

Mirá el mensaje completo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here