Plan de Desarme: Ya se sacaron de circulación otras 4 mil armas

0
107
A menos de un mes de su lanzamiento, la segunda fase del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego logró sacar de circulación un total de 3.720 dispositivos y 31.165 municiones en todo el país.

Así se informó hoy durante el acto en el que el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, y el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, acordaron la adhesión de esa provincia a la iniciativa que en su primera etapa permitió destruir 107 mil armas y casi 775 mil municiones.

En la reunión desarrollada este mediodía en la sede del Ministerio de Justicia, el titular de la cartera consideró que “las armas en manos de civiles sólo aseguran muertes absurdas”.

Informó que “en Argentina, el 65% de los homicidios dolosos tiene lugar en el marco de conflictos interpersonales y no durante la comisión de otro delito, como un asalto. Por lo tanto, un arma en la casa es un problema, nunca una solución”.

Alak aseguró que el objetivo es “que en Argentina las armas estén en poder de las fuerzas de seguridad”.

En tanto, el titular del Registro Nacional de Armas, Renar, Andrés Meiszner, completó que en 26 días de desarrollo de la segunda fase, son 3.720 los dispositivos y 31.165 los proyectiles entregados por civiles en los puestos fijos y móviles que el organismo que conduce tiene dispuestos en todo el país.

En el mismo encuentro el gobernador riojano, Luis Beder Herrera se comprometió a “apoyar firmemente la iniciativa” y consideró que el programa tendrá el sustento de los medios de comunicación, las instituciones y la población general.

Al respecto, Meiszner también indicó que antes de la instalación del puesto fijo en La Rioja se desarrollarán en la provincia jornadas de concientización, las que consideró como “sumamente importantes para el éxito del programa”.

Alak y Beder Herrera estuvieron acompañados por el secretario de Asuntos Registrales, Oscar Martín; el subsecretario de Coordinación Registral, Ernesto Kreplak; la subsecretaria de Promoción de Derechos Humanos, Marita Perceval; el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Derechos Humanos riojano, Felipe Álvarez; y la diputada provincial, Judit Díaz Bazán.

También asistieron el titular de la Asociación Civil Alfredo Marcenac, Adrián Marcenac, y representantes de la Red Argentina para el Desarme, organización no gubernamental que apoya el programa oficial.

Desarme

La iniciativa consiste en la entrega voluntaria y anónima de armas de fuego y municiones a cambio de un incentivo económico, que va de 200 a 600 pesos, en puestos fijos o móviles del Registro Nacional de Armas en los que se las inutiliza como paso previo a su destrucción definitiva.

En la primera etapa se recibieron en todo el país 107.761 armas y 774.679 municiones que ya fueron inutilizadas; y el resultado económico de esa destrucción fue donado a la Fundación Garrahan.

Gracias a la Ley 26.644 el programa fue prorrogado por dos años, y en esta segunda etapa ya se recibieron 3.720 armas de fuego y 31.165 municiones en todo el país.

En abril último, Alak y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli encabezaron en Mar del Plata la presentación del plan en el interior provincial; en tanto que días antes recibieron las primeras armas entregadas por civiles en el partido de Esteban Echeverría.

El Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego cuenta con la adhesión de la Asociación Civil Alfredo Marcenac, una ONG que apoyó y difundió el programa desde su nacimiento, y también con el apoyo de diferentes cultos religiosos que promueven el desarme (entre otras, Religiones por la Paz y la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here