Por qué Fernando Rapallini no cobró penal

0
111

El árbitro Fernando Rapallini quedó en el ojo de la polémica por su decisión de no cobrar penal para Boca en el sexto minuto de descuento del partido disputado contra Racing en el Cilindro de Avellaneda. El platense de 44 años fue al VAR, vio la mano de Jonathan Gómez en la última jugada y consideró que no debía sancionarla con la pena máxima. Inmediatamente después del fallo dio por terminado el partido porque no había más tiempo.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso TN, Rapallini no vio una mano voluntaria de Gómez, ni en la jugada ni a través de las repeticiones del VAR. Para el juez que representará a la AFA en el Mundial de Qatar 2022, el futbolista de Racing cae cerca de la pelota y se la encuentra encima, y consideró que todos sus movimientos fueron naturales.

La otra cuestión importante es que Rapallini no analizó si hubo plancha previa de Sebastián Villa sobre Jonathan Gómez en la disputa de la pelota. También de acuerdo a la información a la que accedió este medio, ni siquiera se revisó la intervención de Villa porque el árbitro consideró que la mano no tenía la entidad para ser penal.

Si Rapallini hubiera considerado que la mano de Gómez era sancionable como penal, entonces a través de las imágenes del VAR se hubiese revisado la posible infracción de Villa al tirarse con los pies para adelante.

“Movimiento natural”, fue el comentario que Rapallini les hizo a los periodistas que lo consultaron en el hall del estadio de Racing un rato largo después del partido, aunque no realizó declaraciones.

Desde el VAR lo invitaron a revisar la mano de Gómez: jugada de interpretación
Fernando Espinoza estuvo a cargo del VAR desde el predio de la AFA en Ezeiza durante el partido Racing – Boca. Su asistente fue Andrés Merlos, que venía de una polémica al expulsar un futbolista de Rosario Central durante el primer tiempo del partido ante Barracas Central.

Espinoza convocó a Rapallini inmediatamente después de que Jonathan Gómez tocó la pelota con la mano. Era una jugada de interpretación del árbitro principal. Tenía que decidir si se trataba de una infracción o de una jugada natural. Esto último fue lo que determinó el árbitro mundialista luego de ver la acción con cuatro repeticiones en el monitor del VAR.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here