Prisión domiciliaria para el pediatra del Garrahan acusado por pornografía infantil

0
233

El médico pediatra Ricardo Russo esperará en su casa el juicio que lo tiene como acusado de producir y distribuir pornografía infantil. El hombre, que fue detenido en el Hospital Garrhan, está acusado de tenencia, comercialización y facilitación de pornografía. Según las pericias, habría tomado fotos dentro del organismo.

«La Cámara de Apelaciones entendió que no existe ninguno de los peligros que decía la fiscal Daniela Dupuy sobre que mi asistido puede fugarse o entorpecer la investigación», sostiene el fallo que difundió el diario Clarín y reproduce TN.

Ricardo Izquierdo, abogado de Russo, confirmó que su defendido saldrá este viernes a la noche del penal de Ezeiza, adonde estuvo 99 días, y pasará la noche en su casa del barrio River, donde lo esperarán su mujer Mina y sus dos hijos. «Estamos con el papeleo de rigor, calculamos que se irá antes de la medianoche», detalló. Russo estará monitoreado electrónicamente, aunque tendría un radio limitado para moverse.

La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas, integrada por Sergio Delgado y Elizabeth A. Marum, entendieron que el médico puede esperar en su domicilio el juicio oral. Dado la mayoría, no fue necesario recurrir al tercer camarista, Marcelo Vázquez, quien se encuentra de licencia.

«Bañate, peinate, perfumate y ponete un traje, que esta noche dormís en tu casa», fue la frase textual que Izquierdo le deslizó a Russo vía telefónica. «Me costó mucho comunicarme, no es sencillo hablar con Russo en el penal», le dice el letrado a este medio. «Me escuchó atentamente, no dio ninguna expresión de alegría, sólo me respondió: ‘Ah, doctor, qué buena noticia, lo llamo esta noche desde mi casa’. Es muy médico Russo, sobrio, austero».

Russo, de 57 años, ex jefe del Servicio de Reumatología e Inmunología durante más de una década, pasó buena parte de su reclusión en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, aislado, y fue el preso con mayor restricción para comunicarse con el mundo exterior, lo que lo llevó a depresiones profundas. Hacia fines de julio, la Justicia le alivió las estrictas condiciones y lo trasladaron a un pabellón con otros condenados.

FUENTE: TN – CLARÍN 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here