Quién es Tito Canteros, el pibe del que todos hablan

0
215
Foto: Télam

Seguramente durante aquel 2008, año en el que debutó en Vélez Sarsfield, a Héctor Canteros ni se le pasó por la cabeza que tres años después estaría vistiendo la camiseta número 10 de la y jugando nada menos que ante el Brasil de Ronaldinho y Neymar. Y mucho menos hubiese imaginado que la iba a romper y que sería tapa de todos los al día siguiente de aquel partido, ése que recordará por el resto de su vida.

 

Pero lo cierto es que aquella promesa a la cual le costaba explotar se terminó de recibir de este año, cuando consiguió con el Fortín el segundo título de su corta carrera (en el primero, el 2009, formó parte del plantel pero casi no jugó) y ahora, luego de meterse en el bolsillo a la de Vélez, hizo lo propio con el argentino.

 

Polifuncional, con una exquisita mezcla entre sacrificio y buen juego, Tito se adueñó del mediocampo del equipo campeón del fútbol argentino y se convirtió en uno de los estandartes del conjunto de Ricardo Gareca, lo que motivó a Alejandro Sabella a ponerle todas sus fichas para defender los de la Selección.

 

Parte de una generación de grandes jugadores surgidos de la cantera del Fortín, junto a Ricardo Álvarez, Jonathan Cristaldo, Iván Bella, entre otros, Canteros es el jugador del que hoy habla todo un país y por qué no el , teniendo en cuenta que hasta Ronaldinho lo elogió tras el encuentro («Me gustó el 10 de Argentina, organiza bien el juego»).

 

El propio Sabella, el DT que le «tiró» la 10 del seleccionado, también se deshizo en elogios luego de la gran actuación del jugador de 22 años ante el Scratch: “Canteros es un jugador que me gusta mucho y lo vengo siguiendo, es una especia de Pirlo. Fue de lo mejor», fueron las palabras con las que el flamante se refirió a Tito.

 

Además, como para terminar de adornar un año 2011 que seguramente no olvidará, el mediocampista también marcó el primer de su carrera, durante el Clausura que ganó su equipo, cuando le convirtió un tanto a Quilmes en la derrota por 3 a 2 en el estadio José Amalfitani.

 

Sólo 22 años, apenas tres como futbolista profesional y con menos de 40 partidos en Primera División, Héctor Canteros terminó de demostrar que ya dejó de ser una promesa para pasar a ser una realidad. Por ahora, sólo resta esperar que siga creciendo con la certeza de que, a este paso, va camino a convertirse en uno de los jugadores que llevará bien alto la bandera argentina en todo el planeta.

Fuente: MinutoUno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here