River y Boca quedaron a mano

0
169

River y Boca empataron 1-1 en el Estadio Monumental con goles de Pablo Solari y Cristian Medina, por la fecha 7 de la Copa de la Liga.

El equipo de Martín Demichelis tuvo unos primeros 15 minutos arrolladores: apretó al de Diego Martínez con las revoluciones al máximo. Recuperaba rápido y atacaba con mucha gente. Fue así que las más claras estuvieron en los pies de Leandro González Pirez -la tiró por arriba debajo del arco-, Marcelo Herrera -en una jugada preparada- y Facundo Colidio, quien bajó la pelota, giró de espalda y sacó un cachetazo que terminó impactando en el palo izquierdo de Sergio Romero. Todo en un solo movimiento.

El susto provocó una reacción en un Boca que se serenó, empezó a manejar la pelota con sus mediocampistas y, más allá de carecer de peligro, tuvo sus aproximaciones, como el zurdazo de Kevin Zenón desde larga distancia o el cabezazo exigido de Miguel Merentiel.

Eso sí, se esperaba un poco más de Edinson Cavani en su vuelta a la titularidad. Y es que se lo vio con algunos despliegue, recuperaciones en la mitad de la cancha y poco contacto con la pelota.

En líneas generales, River hizo un trabajo más limpio y sostenido, por lo que se fue al vestuario con gusto a poco en el primer y último Superclásico para el Diablito Echeverry.

El comienzo del segundo tiempo fue la contracara del primero, ya que decantó mucho la imprecisión. Hasta que a los tres minutos Pablo Solari, la apuesta de Demichelis, desató la locura en el Monumental con su gol para el 1-0.

La dejó corta Luis Advíncula y Enzo Díaz metió un pelotazo largo entre los centrales de Boca para que Solari gane en velocidad y defina dos veces en el mano a mano, una a los pies de Chiquito Romero y la otra a la red.

Fue su vigésimo segundo tanto en 68 partidos disputados con la camiseta del Millonario, el segundo en la Copa de la Liga Profesional 2024 y con el festejo del Topo Gigio ante la atenta mirada de Juan Román Riquelme desde uno de los palcos.

En ese momento River se agrandó ante el desconcierto de Boca y buscó el segundo, ya con el ingreso de Miguel Borja por el lesionado Solari. No pudo Barco ni el propio Borja. Sí lo hizo Cristian Medina, cuando su equipo empujaba poco a poco en búsqueda del empate. Buena jugada de Blanco por izquierda, centro atrás y el mediocampista, que había probado a colocar apenas unos minutos antes, solo tuvo que empujarla.

Fuente: tyc sports

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here