Rusia pondrá en órbita un satélite iraní la semana próxima

0
61

Rusia pondrá en órbita un satélite iraní de detección remota el próximo martes, informaron los dos países, dos semanas después de la visita a Irán del presidente ruso, Vladimir Putin.

«En cooperación con Rusia, el satélite Khayyam será lanzado la próxima semana desde la estación espacial Baikonur en Kazajistán por un operador de satélite Soyuz», anunció la agencia espacial iraní.

El satélite, cuyo nombre parece referirse al erudito persa de los siglos XI-XII Omar Khayyam, tiene como objetivo «monitorear las fronteras del país», mejorar la productividad agrícola y monitorear los recursos hídricos y los desastres naturales, agregó la agencia iraní.

La agencia espacial rusa, Roscosmos, confirmó que el lanzamiento está programado para el próximo martes.

«El 9 de agosto de 2022 está programado el lanzamiento de un cohete Soyuz 2.1B desde el cosmódromo de Baikonur… para poner en órbita el dispositivo de detección remota Khayyam ordenado por la República Islámica de Irán», dijo en un comunicado recogido por la agencia de noticias AFP.

«El dispositivo Khayyam fue diseñado y fabricado en empresas que forman parte de la corporación estatal Roscosmos», agregó.

La noticia del lanzamiento sigue a la visita de Putin a Irán el 19 de julio, cuando se reunió con el presidente, Ebrahim Raisi, y el líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Jamenei.

Jamenei apostó por fortalecer la «cooperación a largo plazo» con Rusia en sus conversaciones con Putin.

La agencia estatal de noticias de Irán, IRNA, dijo que el satélite tiene una alta precisión de imagen y es capaz de filmar la superficie de la tierra en diferentes espectros de imágenes.

Rusia es la encargada de poner en órbita el satélite, pero este será guiado y controlado desde estaciones terrestres en Irán, agregó IRNA.

Khayyam es el segundo satélite iraní puesto en el espacio por Rusia.

En junio de 2021, Putin negó informaciones de medios estadounidenses que afirmaban que Rusia entregaría un sistema satelital avanzado a Irán para mejorar sus capacidades de espionaje.

Irán insiste en que su programa espacial tiene solo fines civiles y de defensa, y no viola el acuerdo nuclear de 2015 ni ningún otro acuerdo internacional.

A los gobiernos occidentales les preocupa que los sistemas de lanzamiento de satélites incorporen tecnologías intercambiables con las utilizadas en misiles balísticos capaces de lanzar una ojiva nuclear, algo que Irán siempre ha negado querer construir.

Fuente: telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here