18/04/24
Inicio Secciones Política Sergio Massa se queda en el país y no se retira de...

Sergio Massa se queda en el país y no se retira de la política

0
349
“No se va del país, tiene dos ofertas de trabajo del exterior que implicarán que viaje más”, dicen en el entorno del ministro de Economía, Sergio Massa. “Es más el resto del tiempo estará trabajando en la Fundación Encuentro”, aclaran. De hecho, varios de los funcionarios del Ministerio de Economía, colaborarán en la Fundación. Tal es el caso de Gabriel Rubinstein, Guillermo Michel, José Ignacio de Mendiguren, Ricardo Casal, Eduardo Setti, entre otros.

En los últimos días al frente del Palacio de Hacienda, Massa trabaja para dejar “todo ordenado”, por ejemplo, “los fondos para los pagos de los salarios y aguinaldos ya están provisionados”. Asimismo, dará a conocer un balance de todo lo actuado en las diferentes áreas durante los 14 meses que estuvo al frente del Ministerio.

En materia política, Massa manifestó la intención de no buscar ser el líder de la oposición, es más dice que “el período en el que más aprendió fue cuando estuvo en el llano”, se refiere al año 2018.

Sin embargo, en las charlas con su equipo reconocen que el fracaso electoral fue porque “no supieron colmar las expectativas de la gente”. También, considera que la victoria de Milei es el resultado del fracaso, no solo de la propuesta oficialista, sino también de Juntos por el Cambio. Y, lo grafican con que “el 56% no votó a la fórmula de Unión por la Patria, pero el 77% rechazó también la propuesta de Juntos por el Cambio”. La autocrítica en el peronismo “la harán puertas adentro” pero admiten que deben replantearse el vínculo con la gente.

Massa está convencido de que el Parlamento tiene que cumplir un rol predominante y que el bloque estará unido. Descree que el nuevo mandatario pueda aplicar todo lo que dijo en campaña en referencia a la Reforma del Estado, privatizaciones, temas impositivos, entre otros porque más allá de cuestiones ideológicas “hay temas burocráticos” que impiden su rápida ejecución.

Además, comentan que si trabaja con la prórroga del presupuesto 2023 como lo anticipo el propio Milei, “su ejecución de por si representa un recorte nominal muy importante”, explican.

Respecto a cómo puede reaccionar la sociedad frente a un severo ajuste, los allegados a Massa, estiman que “estos procesos dependen de la construcción que el presidente establezca con la sociedad”.

Transición

En tanto, los equipos designados por Massa para entablar la transición con las nuevas autoridades ya mantuvieron varias reuniones con el equipo de Luis “Toto” Caputo. Admiten que algunos funcionarios han sido tentados en permanecer en sus cargos, pero no quieren dar nombres ya que “no nos corresponde”.

Otra de las herencias es la inflación que recibirán las nuevas autoridades y en este sentido, sostienen “que podrá ubicarse en el orden del 11% “aunque reconocen que en la última semana hubo una aceleración de precios”.

En la intimidad Massa es bastante crítico del mundo empresario. “Es necesario construir una burguesía nacional que genere valor como los empresarios paulistas que tienen una proyección más allá de los gobiernos de turno”, se lamentan. Se quejan de ciertos sectores monopólicos “que parecen intocables”. Aunque afirman que se aplicaron sanciones a empresas por incumplimientos que implican unos 90.000 millones de pesos.

También, comentan que unas 119 empresas no podrán acceder a los dólares porque violaron el acuerdo de precios y, este impedimento es efectivo cumplimiento independientemente que cambie las autoridades.

En la intimidad del 5to piso, Massa confiesa a sus íntimos que “no supo trasmitir a la sociedad lo que implicó la peor sequía de la historia “, la importante merma de recursos que significo para las arcas públicas y también la restricción de divisas. Pero, por otro lado, haber enfatizado las consecuencias podrían haber debilitado financieramente aún más a la Argentina.

La relación con el Fondo Monetario Internacional, confiesan que no fue fácil, porque “los del FMI teorizan sin tener en cuentan los efectos prácticos de la aplicación de la política” y creen que el próximo gobierno tampoco tendrá mucho apoyo de la línea técnica del organismo. Lo fundamentan en que los demócratas no son tan enfáticos en el manejo político de su representación ante el FMI a diferencia de los republicanos y, recuerdan por caso, el préstamo por sobre la cuota que obtuvo el gobierno de Macri en tiempos de Trump.

Finalmente, afirman que hay reservas para el pago al Fondo de más de 2.500 millones; que aún quedan unos 6.500 millones de dólares del swap chino pero que las nuevas autoridades tendrán que activarlo. Y que no se utilizaron todos los ATN y que cuentan con unos 350.000 a 400.000 pesos en la caja.

Liliana Franco/Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here