Tepco teme que el reactor 3 esté fracturado

0
115

 

La vasija del reactor 3 de la central nuclear japonesa de Fukushima, que contiene las barras de combustible, podría estar dañada, anunció el operador de esta instalación, Tokyo Electric Power (TEPCO). «Es posible que la vasija que contiene las barras de combustible en el reactor esté dañada», declaró un responsable de TEPCO

El gobierno nipón informó que tres trabajadores sufrieron quemaduras mientras trataban de enfriar un reactor 3 fueron expuestos a un nivel de radiación 10.000 mayor que lo normal, agregando evidencia de que un contenedor para combustible nuclear sufrió rupturas.

Tres de esos trabajadores recibieron hoy entre 173 y 180 milisievert mientras extendían cables eléctricos cerca del reactor tres, en un edificio de turbinas inundado con agua con un elevado nivel de radiactividad, según la televisión pública NHK.

Estos empleados fueron hospitalizados con quemaduras en los pies aparentemente causadas por exposición directa a rayos beta, según TEPCO, que indicó que el agua radiactiva podría haberse filtrado a través de sus trajes de protección.

Tras ese suceso, los trabajadores de la zona fueron temporalmente evacuados. El Instituto de Investigación Radiológica de Japón ha examinado a cerca de 200 trabajadores de la planta, de los que sólo han sido hospitalizados para recibir tratamiento médico especial los tres con quemaduras en los pies.

El núcleo del reactor en una unidad de la planta atómica accidentada en Japón muestra posibles indicios de fractura, advirtieron varios funcionarios locales del sector nuclear en una situación que aumenta el riesgo de una mayor contaminación radiactiva.

El vocero del organismo de seguridad nuclear, Hidehiko Nishiyama, dijo que «algo pudo haberse dañado en el reactor « de la Unidad 3 en la planta, que tiene seis unidades.

«Nuestros datos sugieren que el reactor conserva ciertas funciones de contención», expresó, en una insinuación de posibles daños en el núcleo del reactor, pero que estarían limitados. Otros funcionarios dijeron que el daño pudo haber ocurrido en otro equipo, como en la tubería y en una vasija de combustible gastado.

Esto podría significar un serio revés luego de días de avance aparentemente continuo en contener las fugas de radiación luego de que un terremoto y un tsunami golpearon el complejo Fukushima, ubicado al norte de Tokio, hace dos semanas.

«El agua contaminada tenía 10.000 veces la cantidad de radiación que sería encontrada en el agua que circula desde un reactor que opera normalmente», dijo el funcionario de la agencia nuclear japonesa Hidehiko Nishiyama. «Es posible que se haya producido un daño en el reactor» 

 

 

Las verduras también están contaminadas

El Gobierno japonés ha detectado cesio radiactivo superior al límite permitido en un tipo de espinaca cultivada en un distrito de Tokio, informa hoy la cadena de televisión NHK.

La verdura «komatsuna», una variedad de espinaca, tenía una concentración de cesio radiactivo de 890 becquerel por kilo, frente al límite legal de 500. Fue cultivada en un centro de investigación del distrito de Edogawa, en Tokio, y no iba a ser comercializada, según NHK.

Es la primera vez que se detectan restos radiactivos en verduras cultivadas en Tokio, donde esta semana se localizó una concentración de yodo en el agua corriente superior al límite permitido para los bebés, por lo que se aconsejó no suministrarla a niños menores de un año.

Se ha detectado una concentración de yodo radiactivo (el isótopo I-131) superior a los 100 becquerel por kilo (el límite para los bebés) en agua de los ayuntamientos de Tokio, Fukushima, Ibaraki, Chiba, Saitama y Tochigi, de acuerdo con NHK.

Ese material no existe en la naturaleza y se cree que fue transportado por el viento desde la central nuclear de Fukushima (noreste de Japón), a unos 250 kilómetros de la capital nipona y donde se tratan de controlar las emisiones de radiación desde el terremoto del día 11.

Las autoridades japonesas han insistido en que los niveles de material radiactivo detectado en el agua de Tokio y otras poblaciones no suponen un riesgo inmediato para la población y que no hay peligro si los adultos la beben.

El Gobierno mantiene evacuado un radio de 20 kilómetros en torno a la planta, aunque el ministro portavoz, Yukio Edano, dijo hoy que no se descarta ampliar la zona a 30 kilómetros.

Hasta ahora se recomienda a los residentes a entre 20 y 30 kilómetros de la planta que permanezcan en sus casas con las puertas y ventanas cerradas, pero según Edano el Gobierno podría instarles a trasladarse a zonas más alejadas ante «las dificultades para hacerles llegar suministros».

Las estadísticas de muertos y desaparecidos

El número de fallecidos por el terremoto y tsunami en Japón aumentó hasta las 9.811 personas mientras otras 17.541 se encuentran desaparecidas, de acuerdo con el último cómputo de la policía japonesa.

Dos semanas después del seísmo de 9 grados en la costa noreste de Japón, el peor desastre natural tras la II Guerra Mundial, unas 250.000 personas residen en 1.900 refugios temporales y debe resolverse aún la crisis nuclear de la central de Fukushima.

 

El inusual frío que se registra en la zona noreste japonesa, con temperaturas por debajo de cero grados centígrados esta madrugada a pesar de estar ya en primavera, complica la situación de los damnificados.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here