Un abogado apretó un botón equivocado en su computadora y su error produjo el divorcio de una pareja

0
728
Errores de sistema en divorcios en línea (Imagen ilustrativa Infobae)

Un matrimonio es “hasta que la muerte nos separe” o hasta que se firmen los papeles del divorcio. Miles de razones pueden dar por finalizado un matrimonio. Hay parejas que se separan por desacuerdos. Hay parejas que se separan por engaños. Hay parejas que se separan por celos. Hay parejas que se separan por dinero. Hay parejas que se separan por no querer tener hijos. Hay parejas que se separan simplemente porque ya no es lo que era entonces. Sin embargo, en el caso de esta pareja ninguna de estas razones fue lo que hizo que su matrimonio de 21 años llegara a su fin. Esta vez un “click” incorrecto fue el que rompió una pareja de años.

Una pareja de Londres terminó su matrimonio de 21 años de forma inesperada después de un error cometido por un abogado que, accidentalmente, finalizó su unión legal al seleccionar incorrectamente una opción en un portal en línea destinado a trámites de divorcio. Este hecho accidental ocurrió cuando la pareja gestionaba acuerdos económicos para una separación de bienes, sin imaginar que un error digital los llevaría a finalizar su matrimonio.

El abogado tenía la intención de solicitar el divorcio de otros clientes pero hizo un “click” equivocado en el expediente electrónico del caso “Williams v Williams”. El señor y la señora Williams, los perjudicados por el “click” equivocado, se habían separado de hecho en 2023 pero no habían solicitado el divorcio. El objetivo por el que el Sr. y la Sra. Williams habían iniciado trámites digitales era el de hacer arreglos financieros. Pero el abogado, tal vez distraído o atiborrado de trabajo, apretó el botón incorrecto y terminó con el matrimonio.

Según el protocolo del portal, este tipo de acciones son consideradas definitivas una vez confirmadas, y dejan poco margen para una modificación en casos de errores involuntarios. Esta falla no solo puso fin a más de dos décadas de matrimonio, sino que, además, los ex cónyuges se vieron imposibilitados de revertir legalmente la situación, y se enfrentaron a un proceso administrativo y emocional inesperadamente complejo.

¿Por qué el divorcio no se pudo anular?

El abogado se dio cuenta de su error dos días después y solicitó a un tribunal superior para que anule el divorcio. Sin embargo, el juez a cargo del caso, Andrew McFarlane, se negó a revisar lo sucedido por más que le explicaron que había sido un error involuntario.

“Existe un fuerte interés de política pública en respetar la certeza y la finalidad que se derivan de una orden de divorcio definitiva”, dijo el juez McFarlane. “Al igual que muchos procesos en línea similares, un operador sólo puede llegar a la pantalla final donde se realiza el “click” final del mouse después de recorrer una serie de pantallas anteriores”.

Ayesha Vardag criticó la decisión del juez en el caso del botón apretado por error (@ayeshavardag)Ayesha Vardag criticó la decisión del juez en el caso del botón apretado por error (@ayeshavardag)

Ayesha Vardag es la directora del bufete de abogados responsable del error que se llama “Vardags”. Es una abogada prestigiosa en el Reino Unido que se dedica a divorcios. La abogada criticó al juez por su: “Mala decisión” por no permitir corregir el error. Y agregó: “El Estado no debería permitir el divorcio de personas sobre la base de un error administrativo, tiene que haber intención por parte de la persona que se divorcia, porque el principio de intención sustenta la justicia de nuestro sistema legal. Cuando un error llega a conocimiento del tribunal y todos aceptan que se ha cometido un error, obviamente hay que revertirlo”.

Además la abogada afirmó que el personal del tribunal ya advirtió sobre este problema que sucede en la plataforma online: “Debería haberse solucionado como de costumbre”, añadió Vardag. “Eso significa que, por ahora, nuestra ley dice que uno puede divorciarse por un error cometido en un sistema online. Y eso simplemente no está bien, no es sensato, no es justo”, dijo. A pesar de las quejas, la pareja se divorció. Sin quererlo. Como producto de que alguien tocó el botón equivocado.

Fuente Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here