Uruguay impidió la compra de tres frigoríficos a la multinacional Minerva para evitar la concentración de mercado

0
128
La multinacional Minerva pretendía comprar tres plantas frigoríficas más en Uruguay (REUTERS/Andres Stapff/Archivo)

(Desde Montevideo, Uruguay) – El grupo brasileño Minerva Foods tiene una estrategia de expansión por América Latina. Su plan incluía la compra de once plantas frigoríficas en Brasiltres en Uruguay, una en Argentina y una en Chile. El grupo tenía previsto invertir USD 1.500 millones, pero la idea original no saldrá como la tenía pensada. La operación uruguaya no se podrá concretar.

Minerva Foods opera en Uruguay desde 2011 y es propietaria de cuatro plantas en el país (PUL, Frigorífico Carrasco, Frigorífico Canelones y BPU). Con la compra a Marfing tenía la intención de sumar otros tres frigoríficos en Salto, Colonia y San José. Si se hubiera concretado la operación, el grupo brasileño hubiera llegado a manejar el 45% de la faena.

El Frigorífico Carrasco, una de las cuatro plantas que tiene Minerva Foods en Uruguay (REUTERS/Andres Stapff)El Frigorífico Carrasco, una de las cuatro plantas que tiene Minerva Foods en Uruguay (REUTERS/Andres Stapff)

La normativa uruguaya establece que todos los mercados deben estar regidos por las reglas de la “libre competencia”, excepto aquellos que estén limitados por la ley por razones de “interés general”. “Se prohíbe el abuso de posición dominante, así como todas las prácticas, conductas o recomendaciones, individuales o concentradas, que tengan por efecto u objeto restringir, limitar, obstaculizar, distorsionar o impedir la competencia actual o futura en el mercado relevante”, dice la ley de Defensa de la Libre Competencia en el Comercio.

Está previsto que en las próximas horas el gobierno publique la resolución que le niega el permiso a Minerva, informó El País. La Comisión de Defensa de la Competencia ya le dio la vista de la resolución a las empresas que están involucradas en la operación, que tendrán 10 días hábiles para presentar sus descargos.

El anuncio de esta compra había generado una alarma en el sector agropecuario de Uruguay y en dirigentes del oficialismo.

El presidente Luis Lacalle Pou junto al titular de la Asociación Rural del Uruguay, Patricio Cortabarría. (Crédito: Presidencia)El presidente Luis Lacalle Pou junto al titular de la Asociación Rural del Uruguay, Patricio Cortabarría. (Crédito: Presidencia)

El presidente del Instituto Nacional de la Carne (INAC), Conrado Ferber, había considerado el anuncio como una “pésima noticia” porque la multinacional tendría siete plantas en Uruguay y un alto porcentaje de la faena. “Redunda en una situación que realmente resulta muy incómoda”, cuestionó en 2023, una vez conocida la noticia de la compra.

La Asociación Rural del Uruguay (ARU) también había cuestionado la operación y pidió, en agosto de 2023, una reunión de urgencia con el presidente Lacalle Pou. “El problema que vemos es que hay una venta de algunas plantas frigoríficas, una venta en el Cono Sur, pero en el caso de Uruguay implica que una empresa compra tres frigoríficos de otra empresa, llegando a tener siete plantas y concentrando más del 44% de la faena. Eso, sumado a las otras empresas que están operando en el mercado, con cuatro empresas estaríamos hablando de casi el 70% de la faena”, cuestionó el presidente de la gremial, Patricio Cortabarría.

El empresario consideró que esa decisión no sería buena para el mercado porque más de 40.000 productores deberían negociar con cuatro empresas para tratar el 70% de la faena. “Lo vemos como algo muy peligroso. Es un hito que, si se llega a dar, puede cambiar la ganadería uruguaya de manera difícil”, sostuvo.

Cuatro empresas frigoríficas en Uruguay concentran más del 60% de la faena, según la ARU (EFE/Federico Anfitti/Archivo)Cuatro empresas frigoríficas en Uruguay concentran más del 60% de la faena, según la ARU (EFE/Federico Anfitti/Archivo)

La concentración de la industria frigorífica de Uruguay viene aumentando “desde hace muchos años”, consideró entonces Cortabarría. En la década de los 90, cuatro empresas manejaban el 30% de la faena; ese porcentaje aumentó hasta más del 60%.

Los empresarios también juntaron firmas para entregarle al presidente para que no se apruebe el negocio. En febrero, Lacalle Pou se refirió a esta operación. El mandatario dijo que la comisión que estaba estudiando el tema es independiente y que, si su dictamen era contundente, él lo seguiría. “No voy a ir en contra del informe técnico si es contundente”, sentenció.

Fuente Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here