Videla dijo que antes del golpe Isabel de Perón les pidió apoyo

0
191
VIDELA. El represor evocó el 23 de marzo de 1976 (Archivo).

El dictador Jorge Rafael Videla recordó, en una entrevista publicada hoy por la prensa, cómo fue el día previo al golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, en el que la entonces presidenta Isabel Martínez de Perón pidió apoyo a los jerarcas militares.

En una entrevista que Videla respondió por escrito desde la prisión y que publica hoy el diario Perfil, de Buenos Aires, el ex militar, de 85 años, señaló que ya en enero de 1976, en una reunión con la presidenta, los comandantes de las Fuerzas Armadas se convencieron de la «falta de poder» de la mandataria.

En esa reunión, según Videla, «los comandantes sugieren, de manera sutil pero firme, que si la presidenta tiene el poder lo que debe hacer es ejercerlo».

«Los militares se retiran de la reunión con la impresión de la absoluta falta de poder que mostraba Isabel Perón y la certeza de que estaba dispuesta a hacer cambios para mantener su gobierno», recordó.

Acosado por los problemas económicos y la creciente violencia política, el Gobierno de Martínez de Perón volvió a citar a los jefes militares el 23 de marzo de 1976.

Videla recordó que ese día, por la mañana, fueron convocados por el entonces ministro de Defensa, José Alberto Deheza, quien les dijo que «ante la falta de poder», la presidenta estaba «dispuesta a cambiar» si las Fuerzas Armadas le brindaban su apoyo.

«Los comandantes vuelven a manifestar que no veían cómo las Fuerzas Armadas podían brindar su apoyo ya que el régimen constitucional no contemplaba esa situación y que, por el contrario, aconsejaban que ‘habiendo sido elegida, ella debía ejercer el poder’. Y las Fuerzas Armadas no podían ser sustitutas de ese poder», recordó el ex presidente facto.

Según Videla, Deheza los volvió a citar por la noche para comunicarles en la insistencia de la mandataria en lograr el apoyo de los militares, quienes reiteraron la respuesta dada en las horas previas.

«Deheza, con esa suerte de indefinición de las Fuerzas Armadas, le sugeriría a la presidenta: ‘Señora, se puede ir a dormir tranquila. Esta noche no va a haber golpe'», dijo Videla.

Cuatro horas después de esa reunión, la viuda del tres veces presidente Juan Domingo Perón aborda el vuelo en la Casa de Gobierno para regresar a su residencia, pero este aterriza en una dependencia de la Fuerza Aérea donde le comunican a la mandataria que quedaba arrestada en nombre de las Fuerzas Armadas.

Videla, el primero de los cuatro presidentes de la última dictadura, fue condenado en diciembre pasado a prisión perpetua por un tribunal de Córdoba (centro del país) que le juzgó por el fusilamiento de una treintena de presos políticos en 1976.

Desde febrero pasado, Videla y otros jerarcas del régimen militar son sometidos a juicio oral y público por el plan sistemático para el robo de bebés a embarazadas detenidas durante la dictadura militar (1976-1983).

El ex presidente de facto fue operado el pasado jueves en el Hospital Militar de Buenos Aires por una fractura en el antebrazo producida por una caída que sufrió en el penal donde está detenido desde octubre de 2008, cuando la Justicia le quitó el beneficio de la prisión domiciliaria que gozó durante una década.

Fuente: La Voz del Interior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here