A horas de la boda real en Mónaco, rumor de fuga de la novia

0
230

El semanario L’Express subió a su página web un artículo en el que aseguraba que el enlace del soberano monegasco con la campeona de natación sudafricana estaba en «peligro».

«L’Express recibió una notificación judicial, procedimiento clásico en estas circunstancias, y hemos decidido retirar el artículo del sitio», dijo el semanario.

Para medir el impacto de la noticia que lanzó la revista, basta decir que la ceremonia civil del enlace real tendrá lugar el viernes 1º de julio y la religiosa, el sábado 2 de julio.

El Palacio de Mónaco calificó de «alegaciones mentirosas» las afirmaciones del artículo. En un comunicado, agregó: «Estos rumores no tienen otro objetivo que el de dañar gravemente la imagen del Soberano y, en consecuencia, la de la señorita Wittstock, y causan un perjuicio grave a este feliz acontecimiento».

El artículo, que ahora la revista retirará ante la inminencia de una demanda judicial, hablaba de «clima de tensión, rumores de discordia y choques entre los novios» y aseguraba que «todo Mónaco» hablaba del intento de fuga de la novia, «destruida» al enterarse de que la vida privada de su inminente esposo «no era tan ejemplar como ella imaginaba».

Según L’Express, la novia fugitiva fue interceptada por la Policía en el aeropuerto de Niza, ciudad costera francesa cercana al Principado, donde se disponía a abordar un vuelo, sin regreso, hacia Sudáfrica. «¿Qué le contaron a la joven que la llevó a dejar con tanta precipitación Mónaco y cancelar el casamiento?», se preguntó maliciosamente la revista. Toda la prensa del corazón está movilizada en estos días, aseguró L’Express -seguramente hablando también de sí misma aunque se trata de una publicación más bien centrada en la actualidad política- «y un diario dispone de todos los elementos de una historia que puede sacudir nuevamente al Principado», en alusión a los muchos escándalos protagonizados por los hermanos Grimaldi, Carolina, Alberto y Estefanía.

Hizo falta una enorme persuasión del príncipe Alberto y de su entorno para hacer entrar en razón a la joven, dijo la revista. «Luego de este episodio, Charlene Wittstock, que se encontraba en París a comienzos de la semana para probarse el vestido de novia, elude ostensiblemente las reuniones y las fiestas familiares (lo que) inquieta, a pocos días de una ceremonia que verá las cámaras del mundo entero escanear los rasgos de la joven sobre quien hoy convergen todos los rumores e interrogantes», concluye el artículo que la revista retirará por presión judicial, pero cuyo contenido no desmiente.

Fuente: AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here