Alerta por el peligroso juego de la ballena azul: ya hubo casos en dos provincias

0
534

Las alarmas sonaron fuerte en Cuyo y en la provincia de Buenos Aires, donde la amenaza de la llegada del escabroso reto conocido como la “ballena azul” tiene en vilo a las autoridades. El desafío nació en Rusia y rápidamente se propagó a gran parte del mundo. Se trata de 50 desafíos en los que los adolescentes se autoflagelan y pueden llegar hasta el suicidio.

En San Juan, un joven fue internado después de anunciar que estaba “jugando” al desafío. Mientras que la Justicia mendocina investigó el caso de una menor a la que se le secuestró su notebook y su celular tras una denuncia anónima que alertaba sobre la posibilidad de que se suicidara culpa del macabro reto que se viralizó por redes sociales y whatsapp. En La Plata confirmaron la investigación de un caso de una chica de 12 años, del liceo de la Universidad Nacional, que se autoflageló.

El martes a la madrugada, el chico sanjuanino publicó en su estado de la popular aplicación de mensajería que estaba “Jugando al juego de la ballena azul”. Sólo minutos después lo cambió por “Adiós a todos. Los amo”. Cerca de las 6.30, cuando su madre lo fue a despertar para ir al colegio, lo encontró saliendo del baño, con el cuerpo frío y la cara pálida. Luego se desmayó en su habitación y como no reaccionaba fue trasladado al hospital Rawson de la capital sanjuanina, donde le realizaron análisis, un lavaje de estómago y una tomografía. Había intentado suicidarse con un blíster de pastillas para el páncreas.

En declaraciones a medios locales la madre del chico aseguró: “Sabía que existía el juego, pero no me imaginé que él sería capaz de hacer una cosa así”. Sin embargo, un hermano del joven puso en duda la participación del menor en el desafío: “Yo no le ví marcas en ninguna parte de las que te hace hacer el reto del juego”, señaló.

Sus conocidos los definen como una persona tímida, estudiosa y de buena conducta. Y en una charla familiar, cuando surgió el debate sobre la “ballena azul”, le respondió a su madre: “Yo jamás lo jugaría porque es satánico”.

El chico ingresó el martes a las 11 a terapia intensiva del hospital pediátrico sanjuanino y tres horas después despertó. Como la evolución fue favorable, ese mismo día a la tarde fue trasladado a terapia intermedia, ya fuera de peligro.

El joven no sólo avisó lo que haría a través de mensajes de whatsapp: antes había realizado llamativas publicaciones en su Facebook. La última era un desesperado pedido de ayuda: “No aguanto más mi vida. Siempre que quiero hacer bien las cosas las arruino… Adiós!! Me hubiera muerto de hace rato en ese maldito choque…”, escribió.

Autoridades de los ministerios de Educación, Salud y Desarrollo Humano de San Juan se involucraron. Mónica Gutiérrez, directora de Gabinete de Educación, indicó: “Es el primer caso de este tipo del que tomamos conocimiento. Dada de la gravedad de esta situación, que no sabemos qué alcance tiene, tenemos que salir a trabajar en el tema de modo global y urgente”. La primera medida será la realización de talleres en las escuelas, a cargo de equipos interdisciplinarios, dirigidos principalmente a los adolescentes.

Por otra parte, en San Rafael, al sur de Mendoza, la Justicia Penal de Menores secuestró la computadora y el celular de una chica de 13 años para analizar si estaba realizando el reto. Una denuncia anónima sobre sus publicaciones en Facebook -que referían a sus ganas de “estar allá arriba” por la “tristeza” que le producía el fallecimiento de un ser querido- dio comienzo a una investigación. La denuncia hablaba de “intento de suicidio, por el juego de la “ballena azul’”.

Después de analizar los dispositivos electrónicos y con los resultados de los estudios físicos y psicológicos en su escritorio, la fiscal Andrea Rossi descartó que la adolescente estuviera participando en el reto.

Una alumna del Liceo “Victor Mercante” de La Plata sería otra victima del juego de la “ballena azul”, según confirmaron a Clarín fuentes policiales y educativas. Ayer a la mañana comenzó a correr como versión y a la noche en la comisaría cuarta de Berisso, los padres de la menor habrían realizado una exposición. Por el momento no hay registro de una intervención judicial. Pero, en el colegio que pertenece a la universidad platense, confirmaron a este diario que “a partir del dato que se conoció comenzaron a trabajar el gabinete psicopedagógico y los preceptores en las divisiones del primer año”. Para el cierre de la jornada escolar tenían identificado al grupo de amigos a la que pertenece la nena y habrían confirmado que la chica tenía lesiones en una de las extremidades que serían compatibles con el peligroso “juego” que se extendió en las redes sociales.

El primer indicio lo aportaron los abuelos de la nena que comentaron a un policía la “preocupación” de la familia por actitudes extrañas que advirtieron en el comportamiento. También habrían detectado lesiones en las clases de natación a las que la victima asiste en Berisso, ciudad vecina a la capital provincial.

Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here