Con esta elección, el kirchnerismo perdió cinco de los nueve comicios del año

0
256

Más de un tercio de los veinticuatro distritos electorales nacionales concurrieron ya este año a elegir sus nuevos mandatarios. De ellos, Chubut, Neuquén, Tierra del Fuego, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires tuvieron como ganadores a partidos opositores al Frente para la Victoria (FpV). En tanto, el kirchnerismo triunfó en Catamarca, Misiones, La Rioja y Salta.

Esto no significa, sin embargo, que exista unidad en la oposición para definir a quién se respaldará en las elecciones presidenciales. Ya al momento de concurrir a los comicios, la gobernadora fueguina Fabiana Ríos, quien fue reelecta en el balotaje ante la kirchnerista Rosana Bertone, se mostró como una aliada moderada del partido de Gobierno. En la misma situación se encuentra Mario Sapag, que, pese a haberse enfrentado a una alianza del FpV y la Unión Cívica Radical, fue reelecto por la agrupación provincial del Movimiento Popular Neuquino.

Si bien el electo gobernador de Chubut, Martín Buzzi, realizó su campaña junto al mandatario saliente, Mario Das Neves, con fuertes críticas al kirchnerismo, tras la victoria abogó por un acercamiento al gobierno nacional y anunció que respaldará la candidatura de la Presidente en las próximas elecciones, en detrimento de su ahora ex jefe político.

Mauricio Macri y el santafesino Hermes Binner, en cambio, son fuertes opositores al gobierno nacional. Sin embargo, mientras que el dirigente del Partido Socialista competirá en los próximos comicios para intentar arrebatarle la presidencia a Cristina Kirchner, Macri en los últimos días reconoció que buscará reunirse «con todos los candidatos» para conocer «su proyecto para la Ciudad» antes de anunciar a quién apoyará en octubre.

Por su parte, el salteño Juan Manuel Urtubey, el riojano Luis Beder Herrera y el misionero Maurice Closs lograron retener la gobernación en sus respectivas provincias con contundentes triunfos para el FpV. Lucía Corpacci, en tanto, logró arrebatarle Catamarca al radical Eduardo Brizuela del Moral.

Entre los cuatro triunfos y las cinco derrotas, el Frente para la Victoria sumó en total 2.082.005 votos, lo que representa el 26,63% de los sufragios de la suma de los nueve padrones provinciales. Cabe recordar, sin embargo, que los apoyos cosechados a nivel distrital no siempre se trasladan a los comicios nacionales. Tal fue el caso de Carlos Melconian que, luego de que Macri hubiese obtenido un respaldo del 61% de los porteños en el balotaje de junio de 2007,consiguió tan sólo un 12% para diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires en octubre del mismo año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here