El Reino Unido pidió suministrar dexametasona a miles de pacientes luego de confirmar que salva vidas de enfermos de COVID-19

0
319
Reino Unido (Reuters)

El gobierno de Boris Johnson anunció que pidió -por medio del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés)- que se suministre dexametasona a miles de pacientes que se encuentran hospitalizados como consecuencia de haber contraído la enfermedad COVID-19 producida por el coronavirus Sars-CoV-2. El pedido para que se adoptara este tratamiento en los contagiados internados fue luego de que se hiciera público el resultado de un estudio científico en el cual se confirmaba que esta droga producía efectos positivos en los infectados.

Científicos de la Universidad de Oxford -casa de estudios que además desarrolla una vacuna preventiva de la enfermedad- descubrieron que esta medicación de bajísimo costo, resulta eficiente en algunos pacientes de coronavirus. Los académicos descubrieron que la dexametasona -un antiguo esteroide cuyo tratamiento tiene un costo de poco más de un dólar por día- reduce las muertes de COVID-19 hasta en un tercio para los pacientes más enfermos. Se aconsejó a los hospitales del NHS que comenzaran a usarlo de inmediato en medio de la esperanza de una nueva era de tratamiento para la enfermedad, de acuerdo a lo publicado por el diario The Times.

Los científicos británicos han logrado el “mayor avance hasta ahora” en la lucha contra el coronavirus con un medicamento que “se ha demostrado que reduce el riesgo de muerte”, señaló Johnson en declaraciones a la prensa. El primer ministro británico agregó que “las posibilidades de morir por COVID-19 se han reducido considerablemente con este tratamiento”.

El equipo investigador cree que el tratamiento a base de dosis bajas de esteroides supone un gran avance en la lucha contra la COVID-19, al reducir el riesgo de muerte en un tercio de aquellos pacientes que se encuentran conectados a respiradores. En cuanto a los que precisan de una abordaje de la enfermedad con oxígeno, el citado fármaco reduce las muertes en una quinta parte, de acuerdo con estos hallazgos. Los resultados, descritos como un “gran avance” por los científicos que lideran el ensayo clínico británico Recovery, sugieren que el fármaco podría convertirse de forma inmediata en un cuidado estándar para los pacientes tratados en hospitales por la enfermedad pandémica.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here