En la "Bombonera", Boca venció a All Boys, se coronó invicto y batió récords

0
147

La “Bombonera” era el escenario del último partido de Boca en el torneo, que ya comenzaba con una fiesta previa cuando antes de iniciarse el partido el plantel “xeneize” y el cuerpo técnico salieron con anticipación para poder dar una nueva vuelta olímpica en su casa, junto a sus hinchas y la mayoría en compañía de sus hijos. Si bien el local ya había cumplido su principal objetivo todavía le quedaban algunas marcas por romper. En tanto, All Boys era el rival de turno, que con un objetivo completamente opuesto necesitaba de manera urgente sumar de a tres unidades (es que de no lograrlo caería en Promoción).

Apenas iniciado el encuentro, el local salió con todo dispuesto a dejar en claro que la obtención del título no lo relajaría. Tal es así que al minuto de juego apareció Walter Erviti para habilitar a Darío Cvitanich, quien ingresaba solo por el medio y, ante la salida de Nicolás Cambiasso, envió la pelota al fondo de la red. Sin embargo, el línea anuló la jugada por una mano del ex Banfield para bajar la pelota. Luego, los de Julio César Falcioni comenzaron a bajar su ritmo de juego y permitió el crecimiento del rival, que no estaba fino y por eso no supo aprovechar la ventaja otorgada. Así ambos se fueron al entretiempo sin sacarse diferencias.

Luego, en el complemento los de Floresta recibieron enseguida un duro golpe. A los 3 minutos de la segunda etapa Gabriel Favale, quien antes de iniciar el encuentro anunció su retiro, expulsó erróneamente a Juan Pablo Rodríguez. Según interpretó el árbitro, el uruguayo golpeó a Rolando Schiavi (ya sin pelota). La sanción fue exagerada, ya que ambos habían disputado una pelota en el piso y al levantarse, el “Flaco” le pegó un codazo y el del “Albo” se lo quiso sacar de encima.

A partir de allí, al “Xeneize” se le facilitaron mucho más las cosas y dominó el encuentro sin grandes problemas y sin la necesidad de generar demasiadas ocasiones de peligro tampoco. Hasta que a los 33 minutos apreció una nueva combinación de los ex jugadores del “Taladro”. Erviti envió un centro al área que Cvitanich de cabeza envió al fondo del arco. En esta ocasión el tanto valió y así se desataba la alegría en la “Bombonera”, ya que el campeón quedaba a un paso de estirar el invicto.

Ese fue el golpe final que soportó el “Albo”, que no pudo hacer nada más. El encuentro finalizó con triunfo por 1 a 0 para los de Falcioni. De esta manera, el elenco de La Ribera logró estirar a 29 su racha de partidos invicto. Además, al no recibir ningún gol en contra Agustín Orión se transformó en el arquero con menos tantos recibidos en el fútbol argentino y así superó la marca que ostentaba José Luis Chilavert (tenía siete). Y también hubo tiempo para otro récord. A los 28 minutos de la segunda etapa Pablo Mouche dejó el campo de juego para que en su lugar entrara Sebastián Battaglia. El mediocampista ingresó en medio de una ovación, ya que se convirtió en el futbolista con más títulos ganados en la historia del club (17), superando por uno a Guillermo Barros Schelotto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here