Federico Bal envuelto en una batalla campal en un local de comida rápida de Carlos Paz

0
235

Un violento incidente se registró cerca de las 8 de la mañana de este sábado 14, en un local de McDonald’s ubicado en el centro de Villa Carlos Paz, y con la participación de Federico Bal, sus amigos y dos custodios que lo secundaban, y un grupo de jóvenes. «Fue una bataola terrible», describió el propio actor, quien se encuentra en la ciudad cordobesa protagonizando la obra Sálvese quién pueda, en diálogo con Teleshow. Tras los golpes -de uno y otro lado- un joven quedó tendido en la calle. De acuerdo al relato de Bal, este chico fue quien minutos antes le había pegado «una trompada desde atrás».

Tras ir a bailar a la disco Zebra, Federico y sus amigos -entre los que se encontraban técnicos de la obra- fueron al local de comida rápida. «Estaba repleto de gente -explicó Federico-. Y unos pibes atrás me dicen: ‘Hey, te estás colando’. ‘No me estoy colando, chicos, estoy comprando una hamburguesa, si ustedes se ortivan…’. Estaban borrachos algunos, me gritaban, y me vuela una trompada de atrás que me revienta la cabeza. Y ahí se armó una bataola terrible».

Acto seguido, uno de los custodios de su mamá, Carmen Barbieri, quienes suelen acompañarlo por las noches («porque a veces se pone complicado»), lo retiró del lugar, siempre de acuerdo a la descripción de Fede. «Me llevó del cuello al auto para que yo no reaccione, porque pegar una trompada de atrás es de cobarde. Y mis amigos empezaron a pelearse con los pibes que me habían agredido. Se armó una bataola terrible, terrible… El pibe que quedó en el piso es el que me agredió, y mis amigos se volvieron locos, imaginate, como cualquier pibe normal de mi edad al que le pegan sin hacer nada».

Bal permaneció en su camioneta, mientras otras personas lo insultaban desde afuera; incluso, habrían rayado la pintura del vehículo. «Nos quedamos refugiados en el auto. La gente quería que bajara del auto, como si yo fuera un terrorista», dijo. Rato después, el actor terminó declarando en la Comisaría. «Nosotros mismos llamamos a la Policía. Denuncié todo lo que pasó. Mostré los golpes, había un médico forense. ¿Si me denunciaron? ¡Lo único que falta! Que me caguen a trompadas y me denuncien a mí…».

En Twitter, otros jóvenes que presenciaron la escena brindaron su propio relato desde segundos después de ocurrida la batalla campal. «Fede Bal se coló, y los patovas le pegaron a uno», relató un tal Juanchi Prado, quien mostró una foto del presunto agresor:

«Fue una pelea estúpida de salida de boliche, con pibes que estaban borrachos y la bardearon», concluyó Federico Bal, antes de hacer un descargo. «Sé que no debería exponerme a estas cosas, ¿pero por qué no puedo ir a comprar una hamburguesa con mis amigos después de bailar? Yo no le pegué nadie, no le toqué la cara a nadie, ¡a nadie!».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here