Hebe calificó de «basuras» a Randazzo y Pichetto, pidió hacer una «hoguera de TVs» y arremetió contra la Barbie

0
372

Sin pelos en la lengua, Hebe de Bonafini analizó el escenario político post-electoral tras los resultados del domingo pasado, donde el kirchnerismo tuvo un fuerte retroceso en las urnas. En la su habitual ronda de los jueves, la titular de Madres de Plaza de Mayo resaltó que hay 6 millones de personas que votaron a candidatos encolumnados detrás de la conducción de Cristina Elisabet Kirchner y calificó como «basuras» a los peronistas que se alejaron de la ex Presidente.

De acuerdo a los resultados provisorios del escrutinio, Cambiemos, el partido del Gobierno, sacó más del 41% de los votos a nivel nacional. Ganó en 12 provincias y en la Ciudad de Buenos Aires. El peronismo festejó en 10 distritos, la mayoría de ellos sin representación kirchnerista pura.

La derrota más emblemática fue la de la ex Presidente, que en las Primarias había sacado 20 mil votos de diferencia a su favor, pero que en los comicios del 22 de agosto terminó segunda en la provincia de Buenos Aires, a cuatro puntos de la lista que encabezó el ex ministro de Educación Esteban Bullrich.

«A los que los votaron a Macri, perdamos la idea de que los vamos a convencer. A esos no los van convencer. Van a votar a Massa, van a votar a Randazzo. Se van a desparramar como un huevo frito en la sartén que se rompe. Pero no van a poder hacer lo que hacemos nosotros», aseguró.

Y agregó: «No tengo ninguna expectativa de cambiarles la cabeza. Se van a cambiar de lugar. Va a haber muchos más Pichetto, muchos más Randazzo, muchos más Abal Medina… ¡Uh cuántos Dios me libre si me pongo a nombrarlos! Pero en esas basuras no hay que pensar. Esos sirven para barrer el piso, el piso de los otros».

La semana pasada, Hebe había dicho que el 22 de octubre los argentinos votaban «libertad o muerte». Ese día, al igual que este jueves, se colgó un cartel blanco con letras negras impresas que decía: «¡No pasarán!». Según detalló, la frase es para quienes «se quieren llevar todo», a quienes les juró que les dará una «pelea tremenda, durísima».

La dirigente social pidió «dejar de pelotudear con la televisión» y empezar a «poner el cuerpo» para defender a las personas que son despedidas de sus trabajos. «Si cuando cierra una fábrica somos 10 y cuando desaparece un pibe somos 40 mil, vamos mal», sintetizó.

Antes de cerrar su discurso, Bonafini pidió que hay que dejar de comprar la tradicional muñeca Barbie a los niños porque no hace otra cosa que «pudriles la cabeza» igual que los dibujitos animados que suelen verse a diario en TV y en internet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here