La crisis económica también acecha el sueño de la reelección de líderes políticos

0
79

La crisis económica que golpea al mundo, pero con más fuerza a las potencias, no da respiro. Mientras que las bolsas siguen con altas y bajas, y los índices de desempleo no registran números alentadores, los presidentes se sienten los más perjudicados de todos.

El norteamericano Barack Obama no se siente «favorito»

El mandatario de los EEUU aseguró que acepta la idea de que no es el favorito para las elecciones de 2012, donde va a intentar ser reelegido para continuar cuatro años más como presidente.

El 55% de los norteamericanos piensa que sólo completará un mandato y Obama respondió que aceptaba «totalmente» la idea al tener “en cuenta la economía».

El leve crecimiento del mercado de empleo todavía está lejos de haber retomado el ritmo que le permita recuperar de nuevo los ocho millones de puestos de trabajo perdidos a causa de la recesión experimentada entre 2007 y 2009.

Sarkozy recibirá a su cuarto hijo con el peor índice de popularidad

La aceptación del presidente francés continúa en caída a 7 meses de las elecciones, de acuerdo al último sondeo de opinión conocido este lunes que refleja que el 68% de los consultados estima que no será reelecto en 2012.

Los franceses le reprochan su incapacidad para controlar la deuda y el déficit público, la insuficiencia de resultados económicos y sociales, y los casos judiciales políticos-financieros en los que Sarkozy y su entorno se vieron involucrados en los últimos meses.

Sin embargo, las principales figuras del oficialismo sostienen que Sarkozy es el mejor candidato posible y se especula con que el mandatario anunciaría a mediados de noviembre su candidatura.

Pero el sondeo sostiene que el canciller Alain Juppé cuenta con el 26% de intención de voto, contra el 21% de Sarkozy y el 16% del Primer ministro Francois Fillon.

Merkel ya no provoca suspiros

La popularidad de la canciller alemana no despierta envidia. Los problemas con el euro y el rescate forzado a Grecia atentaron contra la fe de los alemanes, que esperaban ser levemente golpeados por la caída de los mercados.

Los fracasos en las elecciones de varios estados, como en Mecklemburgo-Pomerania, Baden-Wuerttemberg y Hamburgo, demuestran que Angela ya no encanta como antes.

Zapatero no aguantó

El presidente del gobierno español no pudo siquiera terminar su mandato. La crisis económica lo obligó a adelantar las elecciones. «Si he decidido adelantar las elecciones es para que el nuevo gobierno se haga cargo de todo el ejercicio de 2012», admitió los últimos días de julio.

«El interés general y la responsabilidad institucional es lo que me ha motivado a adelantar las elecciones«. Así se confesaba Zapatero y se posicionaba como el primer gran golpeado de los mandatarios europeos por la crisis económica.

El panorama que lo imposibilitaba a postularse una vez más estaba anclado en el 21% de desocupación y en el 45% de desempleo juvenil para la franja de edad de 18 a 25 años.

Además, casi un millón y medio de familias tienen a todos sus miembros activos sin trabajo, y casi cinco millones de personas no pueden acceder al mercado laboral, mientras que los que sí trabajan en el país son 18,3 millones.

Berlusconi ya estaba complicado sin la crisis

Los juicios que se le siguen al primer ministro italiano complicaron su imagen pública antes de la debacle económica. Las acusaciones en su contra de abuso de poder y prostitución de menores golpearon con fuerza la popularidad del mandatario.

A mediados de septiembre, la popularidad del jefe de gobierno italiano cayó al 24%, su mínimo histórico, según un sondeo publicado por el diario La Repubblica.

La adopción de dos planes de austeridad, y los escándalos sexuales y judiciales en los que está involucrado debilitaron la imagen de Silvio Berlusconi, un multimillonario magnate de las comunicaciones.

Sólo el 24% de los italianos confía «mucho» o «lo suficiente» en Il Cavaliere, una cifra descendió gradualmente en los últimos meses.

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here