La falta de información sobre VIH hace que los casos se incrementen

0
166
(Foto web)

El VIH continúa siendo un tema tabú en la sociedad bandeña, tal es así que nadie se anima a dar cifras respecto a la cantidad de personas que lo padecen. La falta de información, el miedo al rechazo y la discriminación son algunos de los motivos que impiden que un paciente exprese libremente su situación.

En referencia al tema, el doctor Gastón Torres perteneciente al equipo Médicos Comunitarios explicó: “No hay dudas, el VIH/ Sida son temas tabú y por el grado de discriminación que sufren los pacientes, de parte de la sociedad, muchos prefieren ocultarlo”.

“Desafortunadamente –continuó- al no haber una denuncia sobre esta patología muchas personas no acceden al tratamiento y tampoco asumen el compromiso de cuidarse para prevenir que la enfermedad se propague”.

Al consultarle sobre los sectores de la ciudad donde se  registró la patología, el facultativo señaló: “Principalmente en los barrios periféricos que están en contacto con rutas nacionales puesto que existe un servicio (prostitución)  con una gran demanda y eso hace más notorios los casos. Las personas que se prostituyen generalmente son de escasos recursos  económicos por lo tanto son vulnerables y  están desprotegidos”.

También señaló que hay un grupo etáreo de pacientes con VIH que va entre 19 a los 25 y los casos se dieron por desinformación y falta de educación sexual.

“Nuestro trabajo como médicos se basa principalmente en la prevención y por ello se dan charlas, se entregan folletería y se trata de llegar a cada rincón de la ciudad con la información necesaria a fin de que se tome conciencia respecto a la autoprotección para evitar el contagio”, señaló Torres. 

Niñas madres

La información respecto a la anticoncepción o los métodos de prevención de enfermedades de transmisión sexual muchas veces no llega a todos los sectores de la ciudad, principalmente a las zonas de riesgo social y eso ha generado un aumento de embarazos en adolescentes.

“En La Banda se han registrado embarazos en niñas de entre 10 y 11 años que no se hicieron públicos porque  se trata de menores de edad. No hubo denuncias y las familias prefirieron el silencio y esto es, generalmente, producto de la idiosincrasia del interior”, expresó Gastón Torres.

“En barrios periféricos como El Brete –continuó- donde tenemos bajos niveles de educación tratamos de trabajar con esta madres precoces y la participación a nuestros psicólogos  es fundamental para darles el apoyo y la contención que necesitan”.

Respecto al trabajo de prevención que realizan los médicos comunitarios, Torres señaló que ofrecen charlas informativas.

“Tratamos de llegar con un mensaje claro y con las herramientas necesarias para evitar estos embarazos, queremos que las medidas anticonceptivas lleguen a todos los lugares”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here