La fuerza de la identidad fue tema de debate en el Instituto «Jesús el Maestro»

0
101
Foto: La Banda Diario

El Instituto Jesús el Maestro fue anfitrión de un encuentro entre María Adela Antokoletz, representante de Madres de Plaza de Mayo, y alumnos de la entidad y el Instituto Bernardino Rivadavia. La charla se desarrolló en el marco de las actividades correspondientes al XIII Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos.

“Mi presencia aquí es para conversar sobre los temas que ustedes mismos me propongan y responder a las preguntas que les nazca sobre esta larga historia Argentina llena de golpes de estado”, expresó María Adela.

Las primeras respuestas fueron en torno a la conformación de Madres de Plaza de Mayo y la historia del uso del pañuelo con la que son reconocidas en todo el mundo.

Más adelante, contó algunas de las tantas historias sobre la lucha por la recuperación de la identidad de muchos jóvenes que sintieron que su vida estaba incompleta.

“Escucharon hablar de Juan Cabandié, es el nieto recuperado N’ 77 y su historia es muy significativa. Sus padres fueron secuestrados, la mamá estaba detenida en la ESMA y allí dio a luz y tuvo a su bebé solamente durante 15 días hasta que se lo llevaron para entregarlo a un policía de apellido Falco”, relató la invitada.

También señaló: “En ese poquito tiempo, esa joven lo bautizó con el nombre de Juan -aunque sea por unos días- ya que sabía que tarde o temprano los separarían. Martín, así lo anotaron en el Registro Civil, se crió en el seno de otra familia donde jamás fue feliz, por los malos tratos de su apropiador y porque siempre sintió que algo le faltaba”.

“Siendo un joven –continuó- y conversando con un amigo Martín le expuso que no estaba cómodo con su historia y que algo no le cerraba, además su nombre no le gustaba. Su compañero lo exhortó a cambiar de nombre y le preguntó como querría llamarse y este contestó Juan”.

Con el tiempo, el joven descubrió su verdadera identidad de la mano de Madres de Plaza de Mayo. Su historia fue relatada en un capítulo de la serie “Televisión por la Identidad” y relatada en una canción escrita por León Gieco “Yo soy Juan”.

“Si esto no es la fuerza de la identidad y la sangre, entonces no se cual es de verdad”, expresó emocionada.

En el encuentro también se destacó la búsqueda de justicia de muchas familias, la necesidad de cerrar una historia encontrando a los desaparecidos y los responsables de tanta injusticia.

Los alumnos se mostraron sumamente conmovidos con las historias y agradecieron la presencia de la hermana de “Daniel Antokoletz” ese profesional desaparecido que continúa vivo en la memoria y lucha por conseguir justicia de María Adela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here