Los candidatos evalúan un pacto social con empresarios y gremios

1
436

debate-presidencial-2116834w620En caso de alcanzar la presidencia, Daniel Scioli y Mauricio Macri prevén convocar a una suerte de consejo económico y social, integrado por las grandes cámaras empresariales y las centrales obreras, para debatir sobre el rumbo de políticas vinculadas al empleo y el salario.

A diferencia del equipo de Scioli, en Cambiemos garantizan que la convocatoria podría ser una de las primeras medidas de Macri en caso de imponerse en el ballottage del domingo próximo. Con el llamado, apuesta a proteger la gobernabilidad y dar alguna señal para contener la escalada inflacionaria. Así lo ratificó a LA NACIÓN Ezequiel Sabor, el subsecretario de Trabajo porteño y uno de los nexos del macrismo con las centrales sindicales (ver aparte).

En el sciolismo, en cambio, fueron más elípticos, pero no la descartaron. Incluso, según publicó Clarín, surgió una versión todavía más inquietante: congelar las paritarias por seis meses como receta antiinflacionaria.

El ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, lo desmintió tajantemente (ver aparte) y vinculó el rumor a gremialistas que exploran un acercamiento con Macri tras el resultado electoral del 25 de octubre pasado.

De concretarse la convocatoria, ya sea con Scioli o Macri a cargo del Poder Ejecutivo, sería un giro con respecto a lo que fue la gestión de Cristina Kirchner. La Presidenta insinuó algo similar en 2013, cuando citó a sindicalistas aliados y empresarios, a quienes llamó «los dueños de la pelota», a una «mesa de diálogo» en el Sur. En esta oportunidad sería distinto: cambiarían algunos protagonistas y el contexto económico es mucho más incierto.

Sobre el escritorio de Antonio Caló, apilado entre papeles, se distinguía hace unos días un ejemplar de la obra Negociación colectiva y acuerdo social, de Lucio Garzón Maceda, un abogado laboralista muy reconocido entre los sindicalistas.

Dentro del libro, había una nota para el jefe de la CGT oficialista. «¿Para qué un acuerdo económico y social?», decía el título. El mismo mensaje recibieron Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, los referentes de las vertientes opositoras de la CGT.

Lo cierto es que entre los gremios circula con fuerza una inquietante versión sobre las paritarias del año próximo. De manera unánime, los dirigentes sindicales perciben un escenario de ajuste, devaluación y caída de empleo, las tres principales razones que aceleraron hace unos meses la reunificación de la CGT, ahora paralizada hasta después de la segunda vuelta electoral.

Lo curioso es que el diagnóstico gremial es idéntico en caso de que gane Macri o Scioli. Sin embargo, desde hace unos días, la mayoría de los gremialistas se encolumnaron detrás del candidato del Frente para la Victoria y comenzaron a identificar al líder de Pro con el «ajuste», la «devaluación» y «los 90».

«Hay que hacer un sinceramiento económico porque hay nubarrones. No seremos la variable [de ajuste]», planteó un sindicalista que se mantiene alineado con la Casa Rosada e integra la mesa sindical que impulsa la candidatura presidencial de Scioli.

Hugo Moyano, que pasado mañana podría hacer público su respaldo electoral a Macri durante un acto en la CGT, se expresó en la misma línea: «Se vienen momentos difíciles. Algunos hablan del ajuste y la devaluación. Yo hablo de sincerar la economía porque se malgasta el dinero. Van a venir momentos bastante complicados».

Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, celebró la eventual convocatoria, siempre y cuando sean citadas las cinco centrales obreras. «Si es para la tribuna y para congelar salarios, no vamos a acompañar. Hay que ponerse de acuerdo en tener índices creíbles, un consejo del salario de verdad y garantizar pobreza cero», reclamó Micheli.

La Unión Industrial Argentina (UIA) será protagonista en la eventual convocatoria de Scioli o Macri. El 14 de diciembre próximo se llevará a cabo en Parque Norte la Conferencia Industrial, que reunirá a 1700 empresarios de todo el país y en la que expondrán el presidente electo, apenas a cuatro días de haber asumido, y algunos de sus principales ministros.

El panel de la Conferencia Industrial, además, prevé otra figura estelar: el inglés Guy Ryder, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ryder, que es un sindicalista de raíz, fue invitado a disertar sobre diálogo social y su institucionalización. «No es una casualidad, es una causalidad ante los nuevos tiempos que se avecinan», expresó un dirigente de peso de la UIA.

El titular de la entidad fabril, Adrián Kaufmann, sin embargo, dijo a LA NACIÓN que aún no fueron convocados por ninguno de los candidatos presidenciales. «Todavía no hubo señales porque están todos involucrados con la campaña electoral», señaló el director ejecutivo de Arcor.

Y agregó: «En caso de concretarse, debería ser un acuerdo mucho más amplio que discutir precios y salarios. Eso debe ser un punto de cien».

La Nación

1 Comentario

  1. AGUANTE MAURICIO PRESIDENTE…!!!!!! VAMOS POR EL CAMBIO DE JUSTICIA POR LAS INJUSTICIAS COMETIDAS POR LOS «K» Y «Z» SANTIAGO Y «A» EN TUCUMAN Y LOS «C» EN CHACO….Y LOS «I» EN FORMOSA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here