María Adela Agudo y Nicandro Pereyra

0
704

“De María Adela Agudo nada digo, sino que era hermosa
y lejana”, afirma Nicandro Pereyra (1967: 4) al evocar a quien
había sido su compañera de La Carpa, ese grupo de escritores
del Noroeste argentino que marcó una verdadera inflexión en
la vida literaria de la región. Aunque muy admirada y querida
por sus integrantes, al punto de ser visualizada por algunos
de ellos como la encarnación de los ideales del grupo, alrededor
de la poeta santiagueña se tejió con el tiempo un
“clamoroso silencio”, según lamenta Raúl Aráoz Anzoátegui
(1999: 265). La idea de lejanía sugerida por Nicandro resulta
por ello adecuada para definir la figura de la autora, que se
resiste a ser aprehendida sin dificultad. Murió joven, en un
autoexilio interno, y sin haber publicado su libro en preparación

Fuente: Cartas a Nicandro de María Adela Agudo

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here