Niño halló $ 63 mil y los devolvió

0
164
VILLA DOLORES. Angel y Nora son los padres orgullosos de Víctor, el muchacho que encontró el maletín y se los confió a ellos (La Voz).

Villa Dolores. Un tapicero del barrio Ardiles de esta ciudad devolvió un maletín con 63 mil pesos que su hijo de 13 años había encontrado en la calle. El hecho ocurrió entre el jueves y el viernes pasado, pero trascendió recién hoy en la ciudad.

«En ningún momento pensé en quedarme con lo que no era mío, aunque fuese una suma importante», dice Angel Pereyra (46), quien vive de su trabajo diario en su pequeña tapicería «Angelito», y es padre de cuatro hijos, uno de ellos fallecido trágicamente hace tres años.

Su hijo Víctor, jugando en la calle a pocos metros de su casa, encontró al anochecer del jueves un maletín que llevó tal como estaba a su padre.

 

Víctor Pereyra contó que estaba «jugando a la pelota» a la vuelta de su casa cuando encontró el maletín de color negro en un arbusto.

«Se lo llevé mi papá y lo puso en una bolsa. Era de un señor. Este señor no sabía que se le había caído, y lo volvió a buscar», dijo el niño de 13 años, en diálogo con radio Mitre 810.

Como premio, el hombre le regalará «un par de zapatillas» que Víctor le pidió. El niño que asiste a sexto grado de un colegio público, tiene dos hermanitas, y ni siquiera abrió el maletín, según contó.

Investigación propia. «Esa noche no dormimos, nos daba miedo tener eso, adentro había 63 mil pesos entre dólares, cheques y pesos, pero también había documentación a nombre de los propietarios». El viernes, el tapicero se llegó hasta la vereda donde su hijo encontró la cartera e inició su propia investigación.

Supo que los dueños del dinero habían estado en la vivienda del frente, que se les podría haber caído el maletín y que lo buscaban. «Escuché en la radio Libertad que se buscaba el maletín y daban un teléfono, entonces los cité a mi casa, cuando me cercioré que eran ellos, le devolví el portafolio intacto».

Consultado sobre alguna recompensa, Angel dijo a este diario: «Me agradecieron con una suma, pero lo único que yo quería era hacer lo que correspondía, lo que me enseñaron mis padres y lo que debe hacerse». La familia que recuperó el dinero, que no quiso ser nombrada, dio a conocer ayer la noticia a través de una radio destacando la conducta de Pereyra.

Angel está casado desde hace 18 años con Nora, ama de casa. Asisten a una iglesia evangélica y trabajan en un grupo de ayuda a niños carecientes. «Siento un gran orgullo por lo que hizo mi hijo Víctor, él encontró el portafolio y lo trajo diciendo: «mi papá sabe lo que hay que hacer», es lo que siempre le enseñamos» dice Nora.

Fuente: La Voz del Interior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here