Pablo Moyano desafió al Gobierno con un exabrupto: «Que se metan las multas en el culo»

0
198

Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros, fue el encargado de cerrar el acto principal realizado en Plaza de Mayo en medio de la jornada de paro que se desarrolló en todo el país.

En un discurso corto, el sindicalista aseguró que la medida de fuerza fue «contundente» y desafió al gobierno nacional con una grosería: «Muchos gremios grandes y pequeños fuimos multados, dictaron la conciliación obligatoria para asustarnos, que se metan las multas en el culo, a nosotros no nos aprieta nadie».

El hijo de Hugo Moyano, promotor de la jornada de protesta, embistió contra el ministro Guillermo Dietrich, quien esta mañana vinculó la huelga a sectores violentos del kirchnerismo: «Antes de criticar el paro, que se fije porque no convence ni a su propio padre que salió a criticar al Gobierno».

La chicana alude a los dichos del prestigioso empresario que la semana pasada en Córdoba apuntó contra el Poder Ejecutivo y pidió la creación de un Ministerio de Economía.

El dirigente gremial ratificó que mañana, 1° de mayo, continuarán con las medidas de fuerza y recordó que los trabajadores de su sector comenzarán en 15 días a negociar las paritarias con las cámaras empresarias.

Pese a los dichos públicos de los organizadores, el paro del 30 de abril casi no se sintió en el centro porteño. La mayoría de las líneas de colectivos no se sumaron a la huelga, los trenes funcionaron con normalidad y muchas personas se las ingeniaron para llegar a las oficinas y lugares de trabajo pese a las movilizaciones que se realizan en el centro.

También se notó un aumento del flujo de autos, pese a que inexplicablemente el gobierno porteño no dispuso el libre estacionamiento como suele hacer en jornadas de protestas.

Este martes, el ministro de Producción, Dante Sica, resaltó el bajo impacto que tuvo la huelga. «No hay sensación de paro», aseguró.

La marcha a Plaza de Mayo dejó un saldo de 32 personas detenidas por la Policía de la Ciudad. Se trata de vándalos que fueron identificados atacando las fachadas de la sede del JP Morgan y de los bancos Galicia y Francés.

Los incidentes del centro porteño se sumaron a los ataques con bombas molotov que se registraron durante la madrugada en las primeras horas de este martes para impedir la circulación de algunas líneas de colectivos. Pese a ello, la mayoría de los ramales que funcionan en el área metropolitana no se sumaron a las medidas de fuerza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here