Para la UCA, el índice de pobreza podría llegar al 40% a fin de año

0
207

Tras el dato oficial de pobreza del 35,4% en el primer semestre de este año, distintos especialistas en temas sociales aseguran que la pobreza sigue en aumento y podría alcanzar entre un 38 y 40 % hacia fin de año. Y del 52,6%, la pobreza infantil podría subir al 55%.

Esos porcentajes representan, a nivel nacional, 17 millones de pobres, de los cuales 5,5 millones serían menores de 14 años. Si a fin de año la pobreza alcanza al 39%, en los 4 años de la actual gestión del Presidente MAURICIO MACRI habrá crecido 10 puntos porcentuales, lo que representa 4,5 millones de nuevos pobres.

El economista Claudio Lozano también estimó que “ la pobreza está en torno al 37% y hacia fin de año muy probablemente se ubique entre un 39% y un 40% ”.

Lozano explicó que el 35,4% del primer semestre se desglosa en un 34,1% en el primer trimestre y un 36,9% en el segundo trimestre, mostrando así un mayor deterioro en la segunda mitad del semestre. Ahora, con el nuevo salto devaluatorio, tasas de interés que superan el 80% que continúan confinando a la actividad productiva y la perspectiva de un nuevo golpe al mercado interno con aumentos de ingresos y salarios del 35% con un piso de inflación anual ya está en el orden del 55%, no cabe espera sino otro incremento del número de pobres e indigentes”.

Para Hernan Letcher, director de CEPA (Centro de Política Económica Argentina) estimó que si se mantienen las condiciones actuales la pobreza hacia fin de año rondaría entre el 38 y 39% y la pobreza infantil en torno del 56/57%.

Aún así, Letcher aclaró que la metodología de medición de la pobreza e indigencia por ingresos no da cuenta cabalmente de las privaciones materiales de los hogares. De incluirse en la ecuación cuestiones indispensables como, por ejemplo, el costo de los alquileres, remedios (principalmente en el caso de los jubilados), pañales y alimentos específicos en los hogares con bebés,  sin dudas esos indicadores arrojarían resultados aún más preocupantes”.

Por su parte, Salvia agregó «los padres, y ahora los hijos, de las clases medias bajas que lograron salir de la pobreza después de la crisis de 2001/2002 han vuelto a caer en una situación de pobreza en un contexto en que, por las condiciones internacionales e internas, no se está viendo aún una salida al actual retroceso”.

Lozano planteó que existen algunos rasgos adicionales de relevancia de la actual situación social: “la infantilización de la pobreza que da lugar a la reproducción intergeneracional de la pobreza que compromete las capacidades de las generaciones futuras para alcanzar mejores condiciones de vida acentuando así las desigualdades existentes. Y se vuelve a observar la federalización de la pobreza y la indigencia a partir de una mayor incidencia de estas especialmente en las provincias del norte argentino.

Además Lozano sostiene que “ este proceso de aceleración en el deterioro de las condiciones de vida de la población se da en el marco del acuerdo de la Argentina con el FMI. Comparando la situación actual con el primer trimestre 2018, la tasa de pobreza pasa del 25,5% a casi el 37%. Es decir, que desde la firma del acuerdo con FMI, en la Argentina hay 5,2 millones de pobres más, derrumbe social que implica que por cada persona que nace en nuestro país, nueve pasan a situación de pobreza”.

El Tribuno Jujuy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here