Para Uruguay, el crimen de Lola Chomnalez es cuestión de Estado

0
128

Ante el creciente misterio y la falta de pruebas contundentes, el crimen de la joven turista argentina Lola Luna Chomnalez (15) fue tomado por el Gobierno uruguayo como una cuestión de Estado. En las últimas horas, funcionarios del Ministerio del Interior de ese país se reunieron para llevar adelante nuevas medidas que apunten a esclarecer el móvil del homicidio, un dato clave que hasta ahora no ha podido ser develado.

Con ese objetivo, fueron encomendados una decena de funcionarios de la Unidad de Análisis e investigación de Delitos, quienes, desde hoy, trabajarán en el rancho donde Lola pasaría su estadía en el Uruguay junto a su madrina, Claudia Fernández, y la pareja de esta, Hernán Tuzinkevich, quienes ayer fueron liberados pero continúan en calidad de «emplazados».

Hasta ahora se sabe que la joven viajó sola en ómnibus el sábado 27, desde Buenos Aires, y fue recibida por sus familiares en la casa del departamento de Rocha. Entre esa noche y la tarde del domingo, salió a caminar por las playas de Barra de Valizas. Allí, alguien la atacó con un arma blanca, aunque no llegó a degollarla. La chica murió asfixiada contra la arena, y luego fue enterrada en un pozo en el mismo lugar donde fue encontrada el martes siguiente.

Los últimos datos de la autopsia indican que la joven fue atacada por sorpresa, no fue abusada sexualmente y murió asfixiada por la arena. Así lo confirmó el perito forense Rúben Castro al diario El País, quien aseguró que al hacerle la autopsia le encontraron no solo tapadas la boca y la nariz, sino también la vía aérea inferior y los bronquios. «Debió ser una muerte muy dolorosa», se lamentó.

Según Castro, Lola recibió un corte de lado a lado con un elemento cortante, lo que indica que primero el asesino intentó degollarla. «La herida apenas afectó la piel y la yugular externa, lo cual no le podía causar la muerte», indicó. De haber podido escapar en ese momento, Lola podría haber frenado la hemorragia apretando la zona con su mano hasta conseguir ayuda.

De acuerdo a los datos que aportó el forense, la adolescente presentaba también un puntazo en el brazo derecho, cerca del hombro, y un traumatismo de cráneo supuestamente provocado por un puñetazo, que no le causó pérdida de conocimiento.

Por otra parte, el matutino local informó que la Justicia uruguaya habría habilitado este viernes el traslado a Buenos Aires del cuerpo de Lola Chomnalez, tras el pedido del acta de defunción por parte de la jueza Marcela López.

El cónsul argentino en Maldonado, José Andrés Basbus, recibiría en las últimas horas del viernes la partida de fallecimiento de la adolescente argentina, por lo que la entrega del cuerpo a la familia podría concretarse en las próximas horas. Los restos se trasladarían hacia por vía marítima.

Por otro lado, el viceministro del Interior de Uruguay, Jorge Vázquez, lamentó no poder disponer de un análisis gestual de los declarantes sobre el presunto homicidio de la joven argentina porque se negaron a ser filmados durante los interrogatorios.

«Lamentablemente hubo un elemento que no pudimos hacer funcionar que fue la filmación de las personas interrogadas y la participación de un experto en semiología» para su análisis, dijo Vázquez.

Los elementos judiciales y policiales no podrán utilizar este análisis semiológico y gestual porque las personas sometidas a interrogatorio se negaron a ser filmadas cuando la jueza que lleva el caso se lo propuso.

«Hubiera aportado elementos nuevos a la justicia para aclarar el hecho», comentó el hermano del presidente electo, Tabaré Vázquez, y añadió que para las personas declarantes «también hubiera sido una garantía» de su inocencia.

El viceministro dijo que este viernes se habían enviado dos nuevos equipos de Policía Científica al lugar donde fue encontrado el cadáver para volver a revisar la escena. «Hay elementos de ADN para cotejar y otros elementos técnicos que se están analizando», comentó Vázquez.

La joven argentina de 15 años, desapareció el pasado 28 de diciembre en una playa del balneario costero de Barra de Valizas, en el departamento de Rocha, y fue hallada muerta dos días después.

El miércoles, y tras un intenso operativo policial, fue detenido el primer sospechoso, un hombre que contaba con un perfil que coincidía con la descripción aportada por posibles testigos, que recuperó la libertad al no haber podido ser demostrada su implicación.

Respecto a que la investigación se esté centrando en los familiares de la joven, el mandatario explicó que cuando se comenzaron a analizar las declaraciones empezaron a aparecer incongruencias, por lo que fueron ellos mismos los que se situaron entre las personas que han de ser indagadas con mayor profundidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here