Quilmes consiguió un triunfo heroico y mantiene vivo su sueño de permanencia

0
161

En un partido para el infarto, Banfield y Quilmes brindaron un espectáculo como pocos en este torneo Clausura. El ganador terminó siendo “El Cervecero” por 4 a 3 con goles de Romeo, Caneo, Vázquez y Cauteruccio, mientras que para el local marcaron Quinteros, Ferreyra y Barbaro. Con este triunfo, el conjunto de Caruso Lombardi llegó a tres victorias consecutivas y alimenta cada vez más su sueño por permanecer en la máxima categoría. En tanto, “El Taladro” dejó escapar una inmejorable oportunidad de quedar como líder junto a Vélez.

Para sorpresa de los que no lo vieron, el partido había comenzado siendo muy disputado y mal jugado. Con ambos conjuntos imprecisos, los minutos pasaban y ninguno podía acertar dos pases seguidos.

A los quince minutos recién se pudo observar la primera jugada colectiva bien elaborada que desembocaba en un intento de cabeza de Romeo que no pudo llegar. Este fue el primer aviso de la visita que minutos más tarde llegó a la apertura del marcador: tras una serie de rebotes dentro del área, apareció “Berny” para empujar el balón en la misma línea de gol.

Pero un minuto más tarde, tras un envío aéreo, Quinteros anticipó a una defensa mal distribuida de Quilmes y marcó la igualdad. Y para sorpresa, seis minutos más tarde “El Cervecero” nuevamente llegó a la ventaja: Caneo aprovecha el quedo de la defensa local y se anticipa a la marca de Víctor López que le comete penal.

El propio ex jugador de Boca lo patea y marca nuevamente la ventaja para su equipo. Así se iban al descanso, mostrando a las claras las desprolijidades que se cometían en defensa.

En el complemento, Banfield salió decidido y pudo darlo vuelta en otra ráfaga de goles. Primero con Ferreyra y luego con Barbaro, el conjunto de Sebastián Méndez lograba la ventaja por 3 a 2 que le permitía llegar a la cima del campeonato. A partir de allí, y con poco tiempo por jugar, Caruso buscó en el banco de relevos algún salvador.

Al ingreso previo de Cauteruccio, el técnico sumó a Vázquez para tener mayor peso ofensivo. Nuevamente, y como en el triunfo ante Vélez de la semana pasada, por medio de ambos jugadores llegó la levantada de Quilmes del final. Primero fue Vázquez el que aguantó entre dos defensores rivales y dándose vuelta marcó el empate, y minutos más tarde Cauteruccio tomó una pelota perdida en el área y anotó a seis minutos del final.

Finalmente Quilmes se quedó con un triunfo de locos en el que si uno se deja llevar por el resultado fue espectacular, pero desde el juego existieron innumerable errores que llevaron que se conviertan siete goles.

Las figuras del partido fueron Pablo Vázquez y Martín Cauteruccio. Los delanteros de Quilmes. al igual que ante Vélez la fecha pasada, ingresaron desde el banco y fueron los artífices de triunfo que quedará grabado en la mente de los hinchas por mucho tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here