«René Houseman era una hermosa persona y un gran gambeteador»

0
513

En la jornada de este jueves, se conoció la triste noticia del fallecimiento del ex jugador de fútbol René Houseman, quien desde hace un largo tiempo venía luchando contra un cáncer de lengua. Eduardo «Chaca» Carabajal recordó al Campeón del Mundo de 1978 con el Seleccionado Nacional, como una «hermosa persona y un gran gambeteador».

En diálogo con LA BANDA DIARIO Carabajal comentó, «René nació en el barrio Los Lagos. Su papá tenía un taller en la calle 25 de Mayo, donde solía reparar sulkis, jardineras, entre otras cosas. Siendo niño, René y toda su familia fueron a vivir a Buenos Aires».

Más adelante recordó, «la mamá del Loco era de apellido More, era tía de Hugo y Luis More (de Radio Satelital). Además, era familiar de los Britos, residentes en el barrio Villa Unión».

 

«Chaca» Carabajal añadió, «estando en Buenos Aires jugó en Excursionistas y en Huracán, club donde se consagró campeón del Torneo Metropolinato de 1973. En ese equipo brilló junto a Carlos Babington y Luis Brindisi entre otros; y eran dirigidos nada más y nada menos que por César Luis Menotti».

Tras obtener el campeonato nacional, el «Loco» junto al plantel de Huracán llegó a Santiago del Estero para disputar un partido amistoso ante Mitre.

«Luego, en 1974 René llegó a la Selección Nacional gracias a la convocatoria realizada por César Luis Menotti. Él era titular indiscutido del combinado albiceleste; y en 1978 se consagró campeón del mundo», rememoró Carabajal.

Tras alzar la ansiada Copa del Mundo, Houseman viajó a La Banda, «vino a visitar a la familia Carabajal. Compartimos un almuerzo y una hermosa guitarreada. Posteriormente nos fuimos hasta el Club España Cañí, que era una entidad barrial y estaba bajo la conducción de los Britos -primos del Loco-«.

«El Loco Houseman era una hermosa persona, un habilidoso gambeteador, un gran jugador y lo demostró en el 78 jugando para la Selección», agregó.

Finalmente «Chaca» rememoró una anécdota de Carlos Carabajal y Carlos Saavedra, «en una oportunidad, el Loco Houseman los invitó a su casa en Buenos Aires. Allí estuvieron todo el día compartiendo empanadas y anécdotas. Según me contó Carlos, cuando empezó a caer la tarde, le dijeron ´bueno nosotros nos vamos porque tenemos que viajar a Santiago, tenemos que actuar´. A lo que René le contestó, ´ustedes no se van´. Houseman pidió a uno de sus colaboradores que vaya a Aeroparque y saque dos boletos de avión para al día siguiente. Y de esa forma Carlos Carabajal y Saavedra siguieron en la casa de Houseman hasta el día siguiente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here